scorecardresearch

Reclaman cambios en la norma que veta la cosecha por el tiempo

César Ceinos
-

Desde Asaja aseguran que existen determinadas labores agrarias que deben realizarse en horas concretas y no pueden cambiarse

Imagen archivo de la cosecha de 2019 - Foto: Óscar Navarro

La prohibición de cosechar que decretó la Junta de Castilla y León durante varios días de este verano no fue del agrado de las opas, que manifiestan de manera palmaria que la normativa debe de variar para evitar un veto «tan generalizado» en Castilla y León y que en la zona norte de Palencia «retrasó» la labor de las máquinas.

El presidente de Asaja Palencia, José Luis Marcos, aboga por la aplicación de otras medidas para evitar incendios forestales en días de calor excesivo, baja humedad y rachas de viento. «Parece que en el momento que algo no funciona se opta por la prohibición», lamenta antes de asegurar que los agricultores y ganaderos «somos, en muchos casos, los que protegemos el campo y apagamos el fuego». Asimismo, recuerda que existen determinadas tareas que deben realizarse en horas concretas y no pueden cambiarse. «El cereal se recoge con calor y no de madrugada», explica.

 Por su parte, el secretario general provincial de UPA, Blas Donis, comenta que «no se puede hacer ese tipo de prohibiciones genéricas para un territorio tan grande». De hecho, asegura que «una medida que puede ser útil en una zona puede que no sirva en otro lugar que no tiene la misma realidad climatológica». «Cuando se generaliza la prohibición no tenemos ni treinta grados», señala.

En la misma línea se expresa el presidente palentino de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, quien cree que «no tiene ninguna lógica» una prohibición total para toda Castilla y León. «Es algo ilógico porque las temperaturas varían unos diez grados del norte al sur, al igual que lo hacen la humedad y el viento. Nos parece responsable que, por determinadas circunstancias, se deje de cosechar en las horas centrales del día, pero no cuando la humedad es superior al 30% y  las temperaturas no superan, en algunos sitios, los 24 grados»,  sentencia el dirigente de UCCL. Ante esta situación, piensa «que hay que hablar con la Consejería de Medio Ambiente para cambiar la ley lo antes posible».

Por último, el máximo responsable de COAG en Palencia, David Tejerina, recuerda que recibió llamadas de Saldaña y Guardo diciendo que en esas zonas«no hacía tanto calor» cuando estaban en vigor los vetos. «Se optó por la medida más fácil, que era prohibir todo y parece que los agricultores somos la moneda de cambio y los que pagamos los platos rotos», añade.