scorecardresearch
Carmen Casado Linarejos

Epifanías

Carmen Casado Linarejos


Un nuevo curso

18/09/2022

El curso escolar ya está en marcha con importantes novedades en la organización que afectan a los niveles de primaria y secundaria en los que la nueva ley educativa-la Lomloe-se aplicará en alguno de los cursos. Los equipos directivos de los centros escolares tendrán dificultades añadidas para el diseño del nuevo curso para encajar la vigencia de la ley anterior con la nueva sin violentar horarios ni problemas añadidos a los habituales. Los profesores se ven agobiados por una creciente burocracia tan onerosa como inútil, que les añade una carga y les resta tiempo para la preparación de sus clases, que deben ser el fundamento de su trabajo. Los jóvenes que deban recibir sus clases, según la Lomloe, nunca sabrán quiénes fueron Platón, Aristóteles, Kant u Ortega y Gasset, pero su ídolo será esa adolescente millonaria llamada Greta Thumberg, bandera del ecologismo más tóxico. Tampoco se les habrá explicado la utilidad de la Filosofía, ni la gran importancia de su estudio para su formación como seres humanos. Desconocerán que España descubrió y conquistó América, así como que fue, durante siglos, la primera potencia europea porque solamente se les exigirá conocer superficialmente los hechos acaecidos en los dos últimos siglos. Confieso mi ignorancia en lo relativo al sintagma Matemáticas con perspectiva de género. Supongo que los profesores de la asignatura estarán bien informados sobre cómo abordar la enseñanza de una materia abstracta impregnada de ideología bien concreta. Van a necesitar gran esfuerzo y convicción. Claro que ningún alumno tendrá que hacer ningún esfuerzo para aprobar las Matemáticas, ya que podrá pasar olímpicamente de esta asignatura, o de cualquier otra, sin problema alguno para promocionar de curso. Según la nefasta Ley Celaá, no será preciso aprobar todas las asignaturas para obtener el título correspondiente. Se podrá acceder a la EBAU con asignaturas pendientes. Esto no supondrá ningún problema, puesto que el número de aprobados en las pruebas de acceso a la universidad está muy próximo al 100%. Así que son muchas las novedades, y no precisamente positivas, que nos esperan en este nuevo curso escolar.