scorecardresearch

Zelenski: "Parece que estamos en 1937, en Guernica"

Agencias
-

El presidente ucraniano comparece ante un Congreso abarrotado para agradecer el apoyo de España pero insiste en que aún se puede "hacer más" para "frenar a Rusia" y pide a las empresas españolas que dejen de hacer negocios en territorio ruso

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha equiparado la situación que atraviesa actualmente Ucrania con la vivida en la localidad de Guernica en 1937, bombardeada por la aviación alemana, durante la Guerra Civil española. 

En su discurso, que han seguido diputados y senadores en el Pleno del Congreso de los Diputados mediante videoconferencia y con subtítulos, el mandatario ha dicho que "estamos en abril de 2022" pero parece "abril de 1937", en la Guerra Civil española, cuando Guernica fue bombardeada por la Legión Cóndor alemana y su población tuvo que esconderse en sótanos como hacen ahora los ucranianos ante la invasión por parte de Rusia.

Zelenski ha venido haciendo menciones específicas a acontecimientos y situaciones históricas en los distintos países en sus discursos ante los Parlamentos con el fin de interpelarles a actuar frente a Rusia y su presidente, Vladimir Putin, como también ha hecho hoy en el caso de los españoles.

Zelenski: Zelenski: "Parece que estamos en 1937, en Guernica" - Foto: EFE/ Chema Moya

Así les ha querido poner en situación de lo que está ocurriendo y les ha pedido que se imaginen "a las madres que escriben con bolígrafo en la espalda de su hijo su nombre y un contacto de alguien cercano por si los ocupantes matan a los padres para que este niño tenga una pequeña posibilidad de ser salvado".

Igualmente, ha destacado que en muchas ciudades, como Mariúpol, donde el 90 por ciento de los edificios han sido destruidos, la población vive sin agua, sin comida y sin medicamentos y los muertos son enterrados en sus propios patios.

Rusia no se quedará en Ucrania

El presidente ucraniano ha advertido de que Rusia "no busca la paz" y no se quedará en Ucrania, donde quiere no solo acabar con el pueblo ucraniano sino con su "posibilidad de vivir sin dictadura" y de "elegir ser una democracia", sino que quiere acabar con la diversidad en "toda la región y en toda Europa".

"No sabemos cuánto puede durar esta guerra", ha reconocido, reclamando "sanciones lo más contundentes posible" contra Rusia, criticando que se siga permitiendo que los bancos rusos generen beneficios, se siga comprando petróleo ruso o que algunas empresas europeas sigan comerciando con este país.

El mandatario ha dejado claro que lo que está en juego en su país no es solo su destino sino los valores que le unen con Europa como la democracia o los Derechos Humanos y ha conminado a "hacer todavía más para que Rusia empiece a buscar la paz, para que empiece a respetar el Derecho Internacional".

"En Europa todo el mundo debe dejar de tener miedo, debe ser fuerte, debe poner los valores de la democracia por delante de las amenazas rusas", ha conminado. "Ustedes nos pueden ayudar, valoramos el apoyo y las armas que habéis dado a Ucrania", ha afirmado, dirigiéndose a los parlamentarios.

"La democracia no tiene que tener miedo", ha reivindicado para terminar su discurso, que ha sido recibido con todos los presentes, entre ellos el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y todos los ministros salvo Teresa Ribera, en pie y con un fuerte aplauso, al que solo no se han sumado los diputados de la CUP.

Zelenski pide que las empresas españolas dejen de hacer negocio en Rusia

El presidente de Ucrania ha pedido también ante el Pleno del Congreso que compañías españolas como Porcelanosa, Maxam o la patronal de bienes de equipo Sercobe dejen de hacer negocios en Rusia por su invasión al país que preside.

Zelenski ha agradecido que "muchas compañías españolas han parado de funcionar en Rusia", por lo que ha querido "agradecer a estas compañías, al pueblo y a la sociedad esta posición". "Pero al mismo tiempo quiero dirigirme a compañías como Maxam, Porcelanosa o Sercobe, y otras compañías, que dejen de hacer negocios con Rusia", ha reivindicado, poniendo énfasis en que el Ejército ruso está cometiendo "crímenes de guerra contra la humanidad".

Por ello, el presidente de Ucrania ha pedido "sanciones contundentes", que el resto de países europeos dejen de comprar petróleo a empresas rusas y dejar de hacer negocios con bancos de este país. "¿Cómo podemos permitir que bancos rusos generen beneficios mientras que están torturando a gente civil?", se ha preguntado.

El presidente ucraniano ha señalado por sus negocios en Rusia a Porcelanosa, grupo empresarial especializado en la fabricación y comercialización de cerámica, mobiliario de cocina y elementos para el baño, y a Maxam, grupo industrial del sector químico y armamentístico con varias filiales en este país.

Por otro lado, Zelenski ha apuntado a la patronal Sercobe (Asociación Nacional de Fabricantes de Bienes de Equipo), en la que se integran empresas como Anfalum, Afbel, Socomec, Vertiv, o Electra Molins, y que figura entre las organizaciones que promueven negocios en Rusia.

Apoyo del Congreso

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha proclamado ante el presidente de Ucrania el apoyo de toda España al pueblo ucraniano frente a la "agresión ilegal" de Rusia y la admiración por la resistencia frente al invasor. "Nos sentimos ucranianos", ha subrayado, en el encuentro telemático organizado en el hemiciclo.

La imagen de Zelenski en las pantallas instaladas en el Salón de Plenos del Congreso ha sido recibido con aplausos de todos los diputados y senadores puestos en pie, un recibimiento que el presidente ucraniano ha agradecido poniéndose la mano en el corazón.

Batet ha sido la encargada de darle la bienvenida y ha destacado la relevancia del encuentro telemático organizado en la Cámara, como demuestra que el hemiciclo tiene la composición "de las ocasiones solemnes", con las Cortes Generales y el Gobierno en pleno.

"Estamos aquí para expresar con la elocuencia de nuestra presencia que el pueblo español está con el pueblo ucraniano; que compartimos su dolor y su sufrimiento; que admiramos el coraje y la determinación con el que los hombres y mujeres de Ucrania están defendiendo su integridad y su dignidad frente a la agresión ilegal y brutal ordenada por Putin", ha dicho.

A su juicio, "la batalla de Ucrania por su libertad es nuestra batalla", ya que la guerra desencadenada por Rusia "no sólo pretende combatir la existencia libre y soberana" de Ucrania, sino que "busca también y, sobre todo, atacar los valores genuinamente europeos con los que hemos construido un espacio de paz, de libertad y de prosperidad".

Batet ha recordado que el proyecto europeo surgió como respuesta a la destrucción de una guerra y considera que ahora, frente a "la guerra de Putin", la unión debe seguir siendo cada vez más estrecha para defender la paz, para aislar y sancionar al agresor y prestar toda la ayuda necesaria al pueblo ucraniano".

"Hoy debemos estar más unidos que nunca frente a la barbarie y en la defensa de la democracia", ha señalado, subrayando que el mundo ha sido testigo de "las atrocidades cometidas, crímenes que merecen la absoluta repulsa e indignación y que deben ser perseguidos con total determinación para que caiga sobre los responsables todo el peso de la ley internacional".

Sánchez apoyará el camino de Ucrania hacia la UE

Por su parte, el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado ante Zelenski que su país podrá contar con el apoyo de España en su camino de transformación para formar parte en un futuro de la Unión Europea.

El jefe del Ejecutivo ha dicho que se está comprobando con admiración cómo Ucrania encarna la defensa de los valores europeos frente al "régimen tiránico de Putin".

"Su país ha expresado su clara vocación europeísta ejerciendo su derecho a elegir su propio destino y España les va a apoyar en ese propósito (...) La esperanza de Ucrania está en Europa pero la esperanza de Europa está hoy depositada en Ucrania", ha añadido.

Sánchez ha recordado posteriormente que Ucrania ha presentado ya su solicitud de adhesión a la UE en lo que ha calificado de un gran reto.

Ante ello ha asegurado que Ucrania podrá contar con el apoyo de España en ese camino de transformación y adaptación porque el país "forma parte de la familia europea y no me cabe duda - ha precisado- de cuál será el resultado de ese proceso".

De forma paralela y sin demora ha defendido dotar de más contenido la perspectiva europea de Ucrania estrechando vínculos con la UE.

El jefe del Ejecutivo ha lamentado las imágenes de "bombardeos, matanzas y atrocidades contra población civil inocente" como ha dicho que ha ocurrido en las ciudades de Mariupol y Bucha.

"Son crímenes de guerra que no pueden quedar impunes", ha subrayado antes de recalcar entre aplausos: "España condena con la mayor determinación esta guerra despiadada de Putin contra Ucrania"

Tras reiterar el respaldo de España a la independencia, integridad territorial y soberanía del país en sus fronteras legalmente reconocidas, Sánchez ha hecho un llamamiento al presidente ruso para que "se siente con seriedad ante la mesa de negociación y ponga fin a la guerra".

"Putin no va a conseguir su propósito", ha recalcado el presidente del Gobierno en su mensaje de ánimo al pueblo ucraniano y en el que ha recordado que la historia de España está también llena de momentos difíciles en los que la libertad fue puesta en peligro o liquidada durante décadas.

Tras recordar que a algunos de esos momentos se ha referido en su intervención previa Zelenski, como el bombardeo de Gernika durante la Guerra Civil, ha subrayado que el empeño de los españoles consiguió siempre restaurar la democracia y la libertad.

De la misma forma, ha resaltado que España, la Unión Europea y la mayoría de la comunidad internacional van a seguir apoyando a Ucrania porque hay un compromiso firme para ello tanto políticamente (con las sanciones "más duras" contra Rusia) como en el ámbito humanitario y militar para que pueda ejercer el derecho a su legítima defensa.

El jefe del Ejecutivo ha elogiado el "coraje" con el que Zelenski, su Gobierno y el pueblo ucraniano están defendiendo la libertad y la democracia, una actitud que ha calificado de "ejemplo de dignidad y resistencia".

Ha recordado el éxodo de ucranianos que está provocando la guerra y ha garantizado ante ello que España estará a la altura porque siempre responde ante desafíos como este.

De ahí que haya asegurado que se pondrán los recursos necesarios para la acogida de refugiados ucranianos mientras sea necesario.

Sánchez ha concluido su intervención con una llamada a la esperanza y con el convencimiento de que, a pesar de que queden aún "semanas tristes y difíciles", la razón y la democracia prevalecerán sobre la fuerza y el autoritarismo de Putin.

"Presidente Zelenski, cuente con España para afrontar esta trágica agresión y sus consecuencias. España está y estará siempre con ustedes, con el pueblo ucraniano", ha enfatizado.