scorecardresearch

Los cactus de la esperanza

David Herrero (Ical)
-

Lorena Yáñez y su empresa de juguetes pedagógicos artesanos Xelakids, pone a la venta plantas de madera para recaudar fondos para los ucranianos asentados en Paredes de Nava y diversas ONG

Los cactus de la esperanza - Foto: Bragimo

En la cultura Feng Shui, los cactus son el protector del hogar y simbolizan equilibrio como talismán para aquellos que viven bajo su mismo techo, aspectos estos que resultan esenciales de necesidad para la población de Ucrania. Esa es la razón por la que la empresa Xelakids ha puesto a la venta diversos cactus de madera artesanales, con el fin de recaudar fondos para sufragar los gastos de aquellas familias ucranianas que residen ahora en Paredes de Nava, así como de diversas ONG que trabajan sobre el terreno.

El precio del artículo es de 12 euros, de los que siete euros hacen referencia a costes de fabricación y pintura, mientras que los cinco euros restantes se destinarán de manera íntegra a estas causas, apunta a Ical la promotora de la iniciativa y propietaria de Xelakids, Lorena Yáñez.

Detalla que la mayor parte de los beneficios irán destinados a todos los ucranianos que llegaron a la localidad palentina gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Tierra de Campos y al Proyecto Arraigo, con José Luis Cosió a la cabeza.

«Todos ellos están aquí y no corren peligro, pero también tienen que comer y desarrollar su vida», por lo que, en la medida de lo posible, se pretende colaborar para que puedan seguir con su vida, agrega.
Además, también se destinará una parte de la cuantía a Acnur y Save the Children, añade. «Siempre que hay alguna crisis y problema graves, me gusta poner mi granito de arena».

Elaboración y venta. Yáñez, experta en la elaboración de juguetes pedagógicos artesanos, subraya que se trata de un cactus de diferentes tamaños, desde 16 hasta 13,5 centímetros. Comenta que, salvo el corte con una máquina láser, todo se ha realizado a mano, con labores de lijado, pintado y pegado.

La aportación será entregada a las familias ucranianas a través del ingreso en una cuenta bancaria del propio Ayuntamiento o bien con un cheque en el que esas familias vayan a cobrarlo al Consistorio. Todo ello para demostrar que el dinero de la venta de los cactus es destinado para el fin original.

En relación a los puntos de venta, se pueden adquirir en A_cero reprografía, Peluquería Ana Estilistas y el Club de fútbol Pan y Guindas, en la capital; en la Oficina de Turismo, Peluquería Titos, Peluquería Delia, Farmacia José Luis Nájera y el Bar Carolina, en Paredes; Carnicería Hermanos Simón de Monzón y en el nuevo taller de Xelakids, en la Urbanización La Orgatilla, 14 B, Grijota, así como en su página web.