De Castilla y León, al cielo

Alberto Moreno
-

El Palencia Baloncesto completó dos recordadas temporadas tras haber logrado previamente la Copade Castilla y León: el primer play-off a ACB y el triplete

De Castilla y León, al cielo

Destino Palencia logró en una cancha talismán, el Polideportivo Pisuerga, su tercer título copero de Castilla y León. Lo hizo tras derrotar brillantemente al equipo anfitrión, el Real Valladolid, y al recién ascendido Tizona de Burgos, el antiguo Autocid que tantas veces ascendió a ACB sin llegarse a concretar. 
Es cierto que no hay que lanzar las campanas al vuelo porque no deja de ser un torneo de pretemporada, pero  este Destino Palencia, todavía incompleto a la espera del norteamericano Jabari Narcis, pinta muy bien. Además, los precedentes anteriores de la consecución del título regional copero invitan al optimismo, dado que coincidieron con el inicio de dos temporadas tremendamente exitosas en la historia del club colegial.
En la XI Copa de Castilla y León, el por aquel entonces  Palencia Baloncesto le correspondió medirse en semifinales en el Polideportivo Pisuerga al desaparecido Blancos Rueda Valladolid de ACB, dirigidos por Porfi Fisac. Los de Natxo Lezkano dieron la sorpresa y derrotaron en semifinales a los pucelanos por 95-87. En la final se midieron al Autocid de Burgos, al que vencieron por 82-77. Era la pretemporada 2012-13, recordada porque fue la primera vez que el ahora Destino Palencia logró alcanzar los play-off de ascenso a ACB, tras ser quinto en la liga regular. Fue eliminado en semifinales por el Alicante por 0-3, que posteriormente ascendería. Previamente, eliminó en cuartos de final al Lleida por 3-2.
la mejor temporada. Sin ningún lugar a dudas, la mejor temporada en la historia del club colegial fue la 2015-16 en la que se alcanzó el tripleta: Copa Príncipe de Asturias, título liguero y posterior ascenso y... Copa de Castilla y León.
Se jugó está décima quinta edición en el pabellón municipal, por aquel entonces denominado Marta Domínguez. Los de Porfirio Fisac apearon en la semifinal al Ciudad de Valladolid por 118-63 y en la final al San Pablo Inmobiliaria de Burgos por 78-72, actual equipo ACB y reciente campeón de la Champions League.
El Quesos Cerrato Palencia no pudo concretar el ascenso a ACB y la promesa del ascenso en diferido quedó en nada. Pero esa temporada quedará grabada en la historia del baloncesto palentino tras haberse bebido su segunda Copa de CyL.