scorecardresearch

Cáritas recoge 30 Tm. de ropa y calzado para reciclar

J. Benito Iglesias
-

Abrirá a final de año una tienda de venta al público y entrega social a personas sin recursos. Dispone de 16 contenedores en la capital, que se ampliarán a la provincia

Cáritas recoge 30 Tm. de ropa y calzado para reciclar - Foto: Antía Iglesias

Ha pasado muy poco tiempo desde la puesta en marcha del proyecto Moda RE- de Cáritas para recoger, reciclar, desinfectar y reutilizar ropa, calzado y complementos y la solidaridad palentina ha superado las mejores expectativas calculadas por la organización. 

Este material, cuyas donaciones han superado en tan solo cinco meses las 30 toneladas, saldrá a la venta en una tienda propia para la clientela que desee apoyar con sus compras los fines sociales de la entidad sin ánimo de lucro, mientras las personas sin recursos podrán escoger y recibir como hasta ahora lo que precisen sin coste o de forma bonificada.

«La pandemia paró bastante la recepción dado que la normativa sanitaria lo impedía y desde que se retomó hace pocos meses la avalancha fue continua. La sociedad palentina, consciente de que hay gente con problemas y en situación desfavorecida, estaba demandando que instaláramos contenedores y un camión con 15 toneladas ya ha hecho el primer envío a una empresa de reciclaje de Tarragona. El siguiente, con otras 15, se encargará en breve del segundo traslado a una planta situada en Pinto (Madrid)», explica a Diario Palentino José Luis Rodríguez, gerente del proyecto solidario y responsable del establecimiento que se abrirá a final de año en la capital en un local aún por decidir entre varias ubicaciones posibles.

Cáritas recoge 30 Tm. de ropa y calzado para reciclarCáritas recoge 30 Tm. de ropa y calzado para reciclar - Foto: Antía Iglesiaseconomía social. La iniciativa está enmarcada en la denominada economía social y creará seis empleos para personas en riesgo de exclusión, una de las cuales ya está contratada y se dedica a clasificar ropa, calzado y complementos que se almacenan en una amplia nave que tiene Cáritas en el polígono de San Antolín de la capital, en la calle Italia. 

El primer paso se dio el pasado 25 de marzo al crear la empresa de inserción laboral Insertando Ilusión y la segunda fase, con ropa ya donada y almacenada, se inició en junio con la instalación de 16 contenedores de recogida de prendas en la ciudad.

Están repartidos en los colegios Maristas, Santa Clara, Santo Ángel, San José, Dominicas, Nuestra Señora de la Providencia y López Vicuña; las parroquias de San Antonio, San Ignacio y Santa Inés, Nuestra Señora de la Calle, San José y San Marco; el Obispado; los centros sociosanitarios de San Juan de Dios y San Luis y el centro comercial Las Huertas. En breve se colocará un contenedor más en la gasolinera de Suances de la capital y otros tantos irán a varios puntos de la provincia, en concreto a los municipios de mayor tamaño.

«La valoración no puede ser más positiva ya que hay que vaciar contenedores varios días a la semana y lo hemos hecho en más de 150 ocasiones. El resultado del proyecto es satisfactorio al estar aún en fase de difusión. Mucha gente aún  no lo conoce y algunos depósitos no están muy visibles, dado que el objetivo es que no creen problemas y respeten el entorno en las zonas donde se ubican, como por ejemplo las iglesias. En los colegios se retira mucha ropa y con el retorno del curso escolar se va a notar más y hay muchas empresas que quieren colaborar con nosotros para instalar más contenedores. En los pueblos vamos un poco más lentos al tener que que hablar con ayuntamientos y con parroquias y todo es un poco más complejo», expone José Luis Rodríguez.

El proyecto Moda RE- de Cáritas Española, ya promovido en otras diócesis, permitirá contar con una tienda de venta de ropa reciclada al público en general y de recogida sin coste para quien esté en situación desfavorecida. Creará seis empleos para personas en riesgo de exclusión en la capital. 

«Estamos viendo locales y queremos que esté en marcha entre finales de noviembre y principios de diciembre y que el proyecto coja ritmo de crucero y sea sostenible. Venderemos ropa, calzado y complementos como lo hace cualquier tienda a sus clientes, pero habrá quien reciba estos productos como hasta ahora mediante una entrega social, es decir, destinada a personas en situación de extrema vulnerabilidad que, con una valoración previa, recibirán ropa de vestir bonificada o gratuita, según los casos», indica José Luis Rodríguez.

Inserción laboral.

Desde Cáritas el principal objetivo se centra en generar empleo en la tienda para personas vulnerables y con dificultades de acceso al mercado laboral. Los trabajadores llegarán bajo la supervisión de Servicios Sociales y cuenten con algún tipo de renta básica o han dejado de percibirla. La organización, en un periodo de entre tres y seis años, a través de un itinerario individualizado y apoyo técnico, tratará de mejorar los conocimientos y competencias personales y profesionales de los empleados en el proyecto, para que después sea efectiva su inserción y puedan acceder a un puesto de trabajo ordinario.

El proyecto Moda RE- responde en los puntos del país donde se ubica a un modelo de cooperativa de servicios de iniciativa social formada por 41 socios cooperativistas y 39 socios colaboradores, promovidos por Cáritas y con impacto en las personas y el medio ambiente. 

Cada una de estas entidades sociales impulsa, a nivel local, la participación de la ciudadanía en una actividad basada en la recogida y gestión de residuos textiles, para  entre todos conseguir una transformación global a nivel social, económico y ecológico.