scorecardresearch

El día menos pensado

Alberto Moreno
-

Miguel Ángel Andrés,Miguelín, forma parte del eteam Movistar de ciclismo virtual

El día menos pensado

Miguel Ángel Andrés García, conocido en el ámbito ciclista como Miguelín, fue un ciclista que apuntaba en categorías inferiores, incluso llegando a amateur en las filas Danisa. Era un fino escalador al que le faltaba rematar la faena. Colgó la bicicleta a nivel federado, para centrarse en su vida laboral. Pero el gusanillo del ciclismo nunca se va y como tantos ciclistas (y también atletas) volvió a coger la bicicleta corriendo en las pruebas máster (veteranos).

Y Miguelín empezó a despuntar (como nunca antes lo había hecho) en unas categorías máster cada vez con más nivel. Ya no quedaba detrás del último en un sprint, ya era un caballo ganador incluso en los sprints no masivos. Era fichado por el Norinver, uno de los equipos de mayor potencial en el ciclismo máster.

La pandemia rompió todos los esquemas también al mundo del deporte y especialmente al ciclismo, con la suspensión de las pruebas. Miguelín no quería perder el contacto con la bicicleta. Hacerlo hubiese significado posiblemente colgarla ya definitivamente. A su edad (cumplirá 42 años en octubre) era complicado volver a engancharse. Así que con rodillo en mano empezó a rodar en casa, se fue picando cada día más y encontró una aplicación de ciclismo virtual en la que podía competir con otros corredores. Y como la famosa docuserie El día menos pensado, en la que se muestran las entrañas del Movistar, el único equipo español WorldTour, le llegó ese momento inesperado a Miguelín.

«Nunca pensé que me iba a enganchar al ciclismo virtual de esta manera. Fui participando en competiciones en las plataformas on line (zwift) haciendo puestos. No era el mejor a nivel internacional, pero estaba ahí haciendo puestos. Participé en elMovistar Team Challenge. Como entre los mejores no había muchos españoles, buscaban un ciclista que encajase en su perfil, no sólo a nivel competitivo, sino que tuviese otros valores que les representase y Movistar se fijó en mí. El primer sorprendido y agradecido fui yo», recuerda Miguelín. 

Y allí sigue por segunda temporada consecutiva, tomando parte en las competiciones internacionales zwift en las que participa el Movistar eteam, junto a los otros componentes de este equipo: el británico Jimmy Kershaw, las británicas Steph Clutterbuck  y Hayley Simmonds; el danés Daniel Guld; el noruego Vidar Mehl, la escocesa Beth Maciver; la manesa Becky Storrie; el neerlandés Pim Van Diemen y la española Ana Dillana. 

Para los que crean que andar con rodillo en casa es cómodo y poco exigente, nada más lejos de la realidad. «Es una pasada, hay un nivel tremendo. Sudas igual o más que en el ciclismo en carretera. La aplicación simula a la perfección lo que es una carrera. Cada uno tenemos nuestro avatar y a través del ordenador podemos ver el desarrollo de la carrera, como si estuviésemos allí metidos. Por ejemplo, cuando vas en grupo el rodillo tiene menos dureza, simulando que te proteges del viento».

No hay lugar a trampa alguna. «Hay un seguimiento por parte del equipo, con tus medidas, peso, entrenamientos, etc... El que quiera hacer trampas se las hace a sí mismo, pero además no se puede. El ciclismo virtual está teniendo un auge tremendo a raíz de la pandemia y desde Movistar se está potenciando mucho».

Tanto, que hicieron la concentración de pretemporada en Almería junto al equipo WorldTour y el femenino. «Son gente muy maja, muy natural, se acercaban a vernos entrenar, pero sin tener contacto por lo del coronavirus, estábamos en una burbuja», recuerda. Miguelín usa la misma uniformidad que el primer equipo y el mismo material, además de su rodillo y ordenador. Corre también de vez en cuando ruta con el Norinver, pero ya no sale tanto a entrenar. «¿Para qué, para pasar frío? Mejor en casa dándole duro».