scorecardresearch

San Juanillo urge diversas actuaciones en sus calles

Ismael Martín
-

Hay aceras sin el rebaje hecho, así como calzadas sin asfaltar. La zona de Los Álamos «está abandonada»

San Juanillo urge diversas actuaciones en sus calles - Foto: Juan Mellado

El barrio de San Juanillo ofrece a sus vecinos diversos servicios como un centro de salud, uno de mayores, colegios, piscina, etc. «En cuanto a tema de servicios estamos bien y nunca nos hemos quejado», comenta Rafael Marcos, presidente de la asociación vecinal. Pero al mismo tiempo el barrio vive otra realidad que requiere diversas actuaciones y mejoras, algunas de ellas urgentes. 

La principal reclamación de la asociación de vecinos de San Juanillo es la que concierne a la calle Los Álamos, «la más antigua que todavía mantiene su aspecto inicial y en la que las carencias se acumulan requiriendo muchas reformas», señala. En esa calle podemos encontrar una acera muy ancha sin bordillo, sin baldosado, en malas condiciones y hundida porque se suben a ella los vehículos. «Está totalmente abandonada. Aquí en su día hicimos una propuesta que consistía en estrechar la acera y hacer aparcamientos en este lado porque peatonalmente no se utiliza mucho», explica Marcos. 

En el resto de las calles del barrio los problemas de acerado son menos frecuentes pues «muchas baldosas que se han ido levantando las han ido reponiendo en los últimos meses». Pero en relación a esta cuestión del acerado cabe mencionar la presencia de una barrera arquitectónica en una calle. «En un lado del paso de peatones la acera no está rebajada y justo enfrente solo hay un trozo de acera rebajado cuando debería ocupar todo el paso. No se entiende por qué está así pues la ley de barreras arquitectónicas lleva 40 años en este país», lamenta. 

Volviendo a la calle Los Álamos, la asociación incide en el problema que supone la gran velocidad a la que circulan algunos vehículos, más teniendo en cuenta que hay un centro educativo y el consiguiente riesgo que supone. «Llevamos pidiendo desde hace mucho tiempo que se hicieran dos badenes. Es una necesidad para todos porque ya habido algún susto», explica, antes de añadir que «hubo un policía de barrio que controlaba el tráfico a la salida del colegio, pero ahora ya no está». La necesidad de badenes también está presente en otras calles del barrio como la de Alonso París. A todo ello se añaden, como asegura el presidente de la asociación, los problemas de asfaltado en el barrio: «Hay muchas calzadas que necesitan ser asfaltadas como la de María de Padilla, una calle que llevamos pidiendo que se asfalte ni me acuerdo. Está toda abierta».

Alumbrado. Otra de las reclamaciones es la relacionada con la iluminación del barrio. Por ejemplo, en la avenida de Campos Góticos las ramas de los árboles tapan las farolas, lo que lleva a que la luz sea escasa. Además, «necesitamos que se ponga alguna fuente y sobre todo más papaleras pues se han ido rompiendo por diversas causas y no las han ido reponiendo», expone. Otro inconveniente que destaca Rafael es la ausencia de cajeros automáticos, lo que «obliga a tener que desplazarse a otros barrios».