Pérez Aragón promete una nueva IU volcada con la sociedad

Carlos H.Sanz
-

El nuevo coordinador de la coalición se marca como reto «mejorar las condiciones y ser la voz de la clase trabajadora y poner freno al neoliberalismo». Además, hará de la lucha contra la despoblación un eje clave

Pérez Aragón promete una nueva IU volcada con la sociedad - Foto: Jesús Sevillano

uan Antonio Pérez Aragón, el nuevo coordinador provincia de Izquierda Unida, se define como «un palentino de 51 años, que trabaja en la factoría de Renault para una auxiliar, CAT España». De conductor en su puesto de trabajo, moviendo vehículos dentro de fábrica y haciendo trabajo de logística con ello, va a pasar a llevar el volante de la coalición. En esa tarea, afirma que siempre ha tenido «las ideas muy claras, vinculadas al espectro de la izquierda». «Y con izquierda me refiero a IU y al Partido Comunista», sentencia. 
«Luego, a raíz del 15-M vi que la gente se podía empoderar y dentro de ese movimiento elegí unirme al Frente Cívico atraído por Julio Anguita. Además, he sido delegado sindical de Comisiones Obreras en mi empresa, siempre me he presentado en sus listas. Soy todavía un comunista al uso», sentencia. 
La candidatura Reforzamiento Izquierda Unida, encabezada por Juan Antonio Pérez Aragón, se alzó el sábado ganadora en la asamblea de afiliados. Obtuvo seis de los nueve delegados en juego, aunque existe una reclamación sobre uno de ellos pendiente de resolución.
Veinticuatro horas después, reconoce que no esperaba la elección. «No, hasta el punto de que yo no era ni la primera, ni la segunda, ni la tercera ni la cuarta opción. Esto ha sido algo colegiado por la gente que conformábamos la lista de Rerforzamiento de IU», explica. 
«Este proyecto ha nacido en torno a unas ideas, no a unas personas. Siempre he insistido mucho en todo el proceso que esta no era una candidatura presidencialista, que yo no iba a elegir a mi colegiada, que no me acompañaban fieles. Esto ha sido una alianza territorial, de toda la provincia y la militancia, y, claramente, en torno a las ideas», detalla.
La alianza. Preguntado por el motivo de esa alianza, Pérez Aragón habla de la necesidad de una «transformación». «Nos tenemos que adecuar al momento histórico en el que vivimos sin perder nuestra identidad», añade. 
Reforzamiento IU ha intentado convencer a los afiliados de que «existía una deriva con una pérdida de la identidad, con un enfrentamiento entre las asambleas locales con la de Palencia por la apuesta por las candidaturas municipalistas».
«Esa apuesta se intentó expandir, pero no fue entendido por la militancia. Nosotros comprendemos que los pactos deben ser programáticos, basados en una negociación de igual a igual», comenta el nuevo coordinador de IU. Esa creencia y la dimisión del anterior coordinador, Iván Fradejas, les hizo dar el paso y presentar una candidatura.
Retos. Los primeros pasos que dará Juan Antonio Pérez Aragón y su equipo serán para «organizar un poco la coordinadora» de cara a dar su «impronta» a IU. «Va a ser democrática, participativa y volcada hacia la sociedad, sindicatos, movimientos sociales...», deja claro.
«El principal reto a corto plazo es el mismo que a largo: mejorar las condiciones y ser la voz de la clase trabajadora y poner freno al neoliberalismo. Y, en lo concreto, intentar dar soluciones para que la gente se queda en nuestra tierra y acabar con la despoblación», sentencia Pérez Aragón.
No le va a faltar trabajo. «Además, en el día a día surgirá la necesidad de dar respuesta a la violencia machista, la precarización de la clase trabajadora, la pandemia del coronavirus y la puesta en marcha de la sanidad, que ahora es un fracaso total...».
El futuro. Sobre si su elección cierra la etapa de la confluencia de IU en Ganemos, Pérez Aragón cree que «más que cerrarla, la abre». «Ahora tenemos que discutir como organización cuál es nuestro futuro, partiendo de que los acuerdos federales nos llevan a una alianza y confluencia con Podemos, con los que trabajamos de forma fraternal», sostiene.
El nuevo coordinador recalca en declaraciones a DP que «esa alianza con Podemos ha llevado a IU a tener responsabilidades de Gobierno, y tan importante es compartir la calle con ellos como compartir el Gobierno de España».
Sobre el papel que tendrá ahora IU en Ganemos, sobre todo, en la capital, el nuevo coordinador provincial deja claro que «esa decisión la debe tomar la gente de la capital, que es una asamblea que tiene independencia». 
«Nosotros defenderemos nuestra postura, que es que no creemos en que IU tenga que ir en una candidatura municipalista que nos invisibiliza. Buscaremos las cosas que nos unen, no las que nos separan, pero creemos que las candidaturas municipalistas son, al final, más excluyentes que incluyentes, y eses un problema para la sociedad», deja claro.
Sobre si IU tiene el protagonismo que se merece en Unidas Podemos, Juan Antonio Pérez Aragón cree que «la prueba es evidente». «Mientras que el resultado de la alianza con Ganemos supuso que IU no tuviese presencia en las municipales; en Unidas Podemos, el mismo nombre refleja la presencia de IU».
«Además, hemos sentado a tres personas del entorno de nuestra organización, militantes y no militantes, en el Gobierno de España. Eso supone una diferencia abismal, ya que en Ganemos colaboramos en su creación, contenido y defensa para luego ir allí de forma individual e invisible, se pagó en lo electoral», añade a continuación.
Lo que sí tiene claro que no se volverá a repetir es «la locura de las últimas convocatorias electorales», cuando IU concurrió bajo tres denominaciones distintas, Ganemos, IU y Unidas Podemos en lo local, regional y estatal, respectivamente.
«Eso hizo que no pudiésemos llegar a la gente, que tiene más preocupaciones que enterarse de cómo nos llamamos. Hemos vuelto a lo clásico, a nuestra esencia». Pérez Aragón promete que IU será «incómodo» pero no «dócil».
fuerza. Finalmente, respecto a la salud de IU Palencia, Pérez Aragón opina que «su corazón late con tranquilidad pero con fuerza». Al igual que el resto de la provincia, nos enfrentamos al hecho de que no hay gente. Tenemos poca militancia y, aunque es de hierro, cuesta mucho buscar el relevo de las siguiente generaciones».
«Ahora se critica mucho la política y se habla de los políticos como si fuéramos profesionales. Nosotros creemos que la clase trabajadora tiene que hacer más política que nadie, porque no está acostumbrada. La clase trabajadora, o se organiza o pierde. Y ahora estamos perdiendo», sentencia.