scorecardresearch

El PSOE avanza en una reforma a su medida del Poder Judicial

EFE
-

Un Congreso fracturado da luz verde al cambio exprés propuesto por el Gobierno para nombrar dos magistrados del Constitucional el mismo día que Europa urge a la renovación de la cúpula

La reforma exprés para la renovación del TC da su primer paso - Foto: EUROPA PRESS/E. Parra. POOL Eu

El eterno debate sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) fracturó ayer por enésima vez a los grupos parlamentarios en el Congreso, con PP y PSOE culpándose una vez más del bloqueo del Poder Judicial, el mismo día en que la Comisión Europea urgía por tercer año consecutivo a España a desbloquear la renovación del mismo.

Con este telón de fondo, el pleno del Congreso daba luz verde a la toma en consideración exprés de la iniciativa socialista para permitir al CGPJ nombrar a dos magistrados del Constitucional y desbloquear así la renovación de este órgano, de manera que hoy se aprobará en lectura única.

El debate no sorprendió a nadie. Moncloa, a través del grupo socialista, se aseguró los apoyos de Unidas Podemos -que rectificó sus críticas iniciales a la propuesta-, ERC, Más País, PNV y Compromís ante el bloque de PP, Vox, Ciudadanos, Foro y UPN. Y aunque la reforma no gusta especialmente a los socios de investidura de Pedro Sánchez -la llamaron «chapucera»- todos ellos la consideran un mal menos para evitar que el PP siga bloqueando la renovación del CGPJ a la espera de tiempos mejores.

Tampoco Vox y Cs aprueban la manera de actuar de los populares a lo largo de estos tres años y medio, pero arremeten contra los socialistas por maniobrar con una «reforma tramposa» para controlar urgentemente el Constitucional. Así las cosas, el debate se enconó especialmente entre populares y socialistas, quienes una vez más se culparon mutuamente del eterno bloqueo del órgano de gobierno de los jueces y que son las dos fuerzas que deben ponerse de acuerdo.

Eso, un acuerdo, es lo que ofreció el PP al PSOE a cambio de que retire la propuesta como viene insistiendo en los últimos días. El PP ha dicho que «aun están a tiempo» de «parar esta reforma» y «coger la mano tendida» del partido que lidera Alberto Núñez Feijoó para evitar así esta «inaudita forma de legislar».

La respuesta del PSOE fue tajante. «La Constitución o se modifica o se cumple, no se condiciona», subrayaron los socialistas, que han obviado la petición que el pasado lunes hicieron desde la cúpula de los jueces, encabezados por  el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes,   y que reclamaban que no se aprobara esta reforma sin que su opinión fuera escuchada.

La bronca en el Congreso a costa del tema judicial coincidió de nuevo con un toque de atención que llegó desde Europa, ya que ayer se hizo público el informe anual 2022 sobre el Estado de Derecho en la Unión Europea y en este se urgió a «proceder a la renovación del Consejo del Poder Judicial con carácter prioritario e iniciar, inmediatamente después de la renovación, un proceso con vistas a adecuar el nombramiento de sus jueces miembros, teniendo en cuenta los estándares europeos». También recomienda «reforzar el estatuto del Fiscal General, en particular en lo que se refiere a la separación del mandato del Fiscal General del Gobierno» para mantener su independencia y autonomía.