scorecardresearch

Entre Aurora y Alba, una docena de procuradoras

Rubén Abad
-

La socialista fue la primera palentina en ocupar un escaño en las Cortes y la parlamentaria de Cs la última en acceder. Merchán en 1983 y Bermejo en 2019, con 36 años de diferencia

Un grupo de mujeres en el debate de la Ley de Igualdad de Oportunidades presentada por la Junta de Castilla y León en las Cortes en febrero de 2003.

El peso de la mujer en la política provincial es, hoy por hoy, algo que nadie se atreve a discutir en Palencia. Basta con hacer un repaso por las dos principales fuerzas políticas -PP y PSOE-, capitaneados ambos por una mujer, Ángeles Armisén y Miriam Andrés, respectivamente. Pero esto no siempre fue así. Como muestra, basta con recurrir a la hemeroteca de esta casa: de las 77 actas en la circunscripción de Palencia desde el año 1983, solo 14 de ellas han sido ocupadas por mujeres. Es decir, una de cada cinco.


La primera, que se abrió camino en un mundo de hombres y facilitó enormemente las cosas al resto de compañeras que llegaron después, fue la socialista Aurora Merchán, que accedió a las Cortes por la vía de la sustitución el día 7 de diciembre de 1983 para ocupar el acta de José Maiso, que cesó el 25 de noviembre.


IV LEGISLATURA

Aquella primera legislatura tocó a su fin en 1987. Desde entonces, hubo que esperar hasta la IVLegislatura (1995) para volver a ver a una mujer, concretamente a dos, representar a los palentinos en el parlamento autonómico. Ellas fueron la socialista María Begoña Núñez y la popular María Valentina Calleja, que falleció en el cargo. 


Sustituyó a esta última Petra García, que accedió al escaño por vez primera el 25 de marzo de 1999. Ella fue, además, la procuradora que menos tiempo estuvo en el cargo, apenas unos meses hasta el inicio de la VLegislatura, que echó a andar ese mismo año. 


«La política ha cambiado mucho desde aquellos primeros años, aunque yo nunca me he sentido discriminada», recuerda con cierto cariño Núñez, que vivió los inicios de un parlamentarismo autonómico aún en pañales que celebraba sus plenos en un castillo (el de Fuensaldaña). Asegura, por otra parte, que las mujeres tienen «una sensibilidad distinta» en política, «especialmente en aquella que afecta a los más vulnerables». «Estoy orgullosa de las cosas conseguidas», concluye.


LAS MÁS ASIDUAS

Begoña Núñez dio voz en las Cortes los problemas de los palentinos desde la bancada socialista en tres legislaturas: la IV (1995-1999), la V (desde 1999-2003) y la VI (2003-2007). Estos datos la sitúan como la segunda mujer en la que más veces ha confiado su partido y los votantes, detrás de Ángeles Armisén, del PP. La presidenta provincial del PP ha desempeñado el cargo de procuradora en cuatro mandatos consecutivos: el V (1999), el VI(2003) y el VII(2007).


Dos veces accedieron al cargo Rosa Cuesta, del PP, y María Sirina Marín, del PSOE. Ambas en la VII y VIIILegislatura, entre 2007 y 2015. También la hasta ahora procuradora socialista y número dos de la candidatura por Palencia, Consolación Pablos, que se estrenó en la IXLegislatura (2015-2019) y repitió en la X (2019-2022).


Una vez han ejercicio como procuradoras la socialista Luz Seijo (VIILegislatura) y las populares Carmen Fernández Caballero (VII), Milagros Marcos (IX), Mercedes Cófreces y María José Ortega (X), aunque estas dos últimas repiten como candidatas. El mismo número acumula Alba Bermejo, de Ciudadanos, que llegó a las Cortes en mayo de 2020 para sustituir a Juan Pablo Izquierdo.


A POR UN ESCAÑO EL 13-F

De las 91 personas que aparecen en las listas (sin contar los suplentes), 40 son mujeres, lo que representa el 43,96 por ciento del total. En comparación con las candidaturas de 2019 publicadas igualmente en el Bocyl aquel 30 de abril, son diez más. 


Sin embargo, tan solo tres candidaturas, que coinciden con los llamados partidos minoritarios, están lideradas por mujeres: PUM+J (María del Mar Fernández) Pacma (María Teresa Pérez) y España Vaciada (Nieves Trigueros).