scorecardresearch

Diez lugares de Verónica Puerta: "Danza entre patrimonio"

César Ceinos
-

Destaca muchos puntos de la capital, como la calle Mayor o la catedral

Verónica Puerta, en el Pinar de Magaz de Pisuerga - Foto: DP

PASIONES: Le encanta el baile y, en general, todo lo que sea deporte y una buena excusa para estar activa. También le gusta la pintura y viajar con su pareja, Sergio.

TRAYECTORIA:  Nacida en 1998 en Palencia, Verónica Puerta se crió enMagaz de Pisuerga, donde estudió la EducaciónPrimaria. La Secundaria la cursó en Venta de Baños y el Bachillerato, en la Escuela MarianoTimón de la capital. Laboralmente ha ejercido como profesora de baile, recepcionista y, en la actualidad, como dependienta.

Diez lugares de Verónica Puerta

1. Gimnasio Cronos.  «El baile es una de mis pasiones.Es lo que más me hace desconectar del mundo. Puedo tener un día horrible, pero me pongo los zapatos con brillo y pienso que todo tiene solución. En este punto tengo que mencionar al Gimnasio Cronos, al que voy desde los 17 años.Se ha convertido en mi segundo hogar. Es increíble la de personas que he conocido allí y el buen ambiente que se genera. Para mí, Palencia no sería lo mismo sin él. Clases de baile, vermú los domingos y fiestas nocturnas... no hay excusas para no desconectar y quemar unas calorías».

2. Cristo del Otero. «Es uno de los iconos de la ciudad. Es lo primero que se ve cuando estás llegando a la capital. No es por presumir, pero es el Cristo más alto de España. Me encanta subir al mirador porque las vistas son espectaculares tanto de día como de noche.Aquí también tengo que recordar la romería del pan y el quesillo. De pequeña iba con mis padres y ahora sigo yendo con mis amigos para disfrutar juntos de esa fiesta».

3. Reserva de ciervos del Monte el Viejo.  «Quien me conoce sabe que tengo un sentimiento muy especial hacia los animales, así que este lugar me llena de orgullo. Además, me parece un sitio perfecto para desconectar de la ciudad. Tengo recuerdos muy bonitos de la reserva y creo que es una parada obligatoria para los turistas».

4. Catedral.  «Se la llama la Bella Desconocida y es la tercera catedral más grande de España. Para mí, sin duda, es una de las más bonitas y, como su propio nombre indica, es una joya oculta. Por fuera no llama la atención en especial, pero una vez dentro te encuentras con un hermoso interior, con el papamoscas, los baldosines del altar mayor y, lo que más me gusta, sus preciosos techos. Merece mucho la pena conocerla y detenerse en cada rincón para admirar todos y cada uno de los detalles. Cuando entré por primera vez me quedé con la boca abierta, al igual que el día que entre a ver la exposición Renacer.Es muy recomendable».

5. San Pedro Cultural.  «Lo conocí en una gala benéfica como bailarina y me pareció un sitio increíble que me atrapó nada más entrar. Me daba la sensación de estar en el espacio, pero lo que más me chocó es que era una iglesia en ruinas que reconvirtieron en un centro cultural donde se realizan infinidad de eventos».

6. Montaña Palentina.  «La primera ruta que hice en el norte fue la Tejada de Tosande. Fue en una excursión escolar y la recuerdo con mucho cariño y emoción. Me pasé todo el viaje impresionada con su riqueza botánica, los paisajes, el mirador...». Desde entonces me escapo cada vez que puedo para cambiar de aires. Asimismo, tengo que destacar la senda del Oso, la cascada de Mazobre, las Tuerces y la ruta de los Pantanos.

7. Puentes sobre el río Carrión en Palencia.  «Merece la pena atravesar todos los puentes que cruzan el río y admirar las zonas más verdes de Palencia. El que más me gusta es Puentecillas, que me traslada a la Antigua Roma y al parque del Sotillo, donde todos los años disfruto de un maravilloso paisaje otoñal con la caída de las hojas de los árboles. Otro de los puentes es el Mayor, que me lleva hasta la zona de la dársena, muy utilizada para la práctica del piragüismo, y el Museo del Agua. Por último, también hablaré del puente de Hierro, el más moderno de los tres».

8. Parque del Salón.  «Cuando hablo de este lugar se me viene a la cabeza la imagen del tardeo de Palencia con las terrazas repletas de gente tomando algo. Me encanta pasear por allí. Un amigo me dijo que era el corazón de Palencia y yo también lo creo. Allí se celebran ferias, como la del libro, y exposiciones. Quiero destacar también la estatua a los mayores. Recuerdo cuando cruzaba por ahí todas las mañanas para ir a estudiar a la Escuela de Artes Mariano Timón».

9. Calle Mayor.  «Es la arteria principal. El monumento a la Mujer es el punto de encuentro cuando quedo con mis amigos.La niña de la comba me traslada a la infancia.También quiero hacer hincapié en los soportales, que siempre me han llamado la atención, al igual que sus bonitos edificios. Solo tienes que levantar la vista o sentarte en uno de sus bancos para observar las hermosas fachadas».

10. Magaz de Pisuerga.   «Obviamente tengo que hablar del sitio donde he crecido. Es un pueblo lleno de vida que va creciendo más y más. He de decir que me siento muy afortunada de haberme criado en Magaz de Pisuerga. En su plaza siempre hay gente tomando algo en el Ceres y, en los parques, niños jugando. Además, en el polideportivo se puede practicar una gran cantidad de deportes y se puede subir a la zona del castillo para ver las estrellas».