Tuero ofrece traslados temporales a Portugal

L.B.
-

La dirección, que el pasado domingo sufrió un incendio que arrasó con sus instalaciones en Venta de Baños, ha mostrado su intención de mantener los 35 puestos de trabajo existente, aunque tendrá que aplicar un Expediente Suspensivo a 15 o 16 empleado

Tuero ofrece traslados temporales a Portugal

La dirección de la empresa Tuero, que el pasado domingo sufrió un incendio que arrasó con sus instalaciones en Venta de Baños, ha mostrado su intención de mantener los 35 puestos de trabajo existente, aunque tendrá que aplicar un Expediente Suspensivo a 15 o 16  empleados durante el proceso de reconstrucción de la fábrica y hasta su vuelta a la actividad. Para esos casos, la firma ha ofrecido a esa quincena de trabajadores la posibilidad de trasladarse a Portugal, donde la empresa tiene otro centro de trabajo de similares características al de Venta de Baños. «Sería de forma temporal, hasta que todo vuelva a la normalidad, para todo aquel al que sus circunstancias personales se lo permitan y con determinadas condiciones», explicó ayer Alberto Miguel Lorenzo, secretario provincial de UGT FICA Palencia.
Desde este sindicato, afirmán que la empresa también ha mostrado su intención de poner de nuevo en funcionamiento sus instalaciones a la máxima brevedad posible, aunque no se han fijado plazos para la reapertura. «Cuanto antes mejor. Eso es lo que han trasladado a los trabajadores y los sindicatos», señaló Alberto Miguel Lorenzo.
El lunes está prevista la celebración de una asamblea con el delegado sindical y los trabajadores de Tuero para informarles de todas estas cuestiones, aunque la propia empresa ya ha trasmitido sus intenciones a los empleados, para evitar incertidumbres sobre su futuro laboral.
Los hechos. Cabe recordar que en la madrugada del pasado sábado se registraba un incendio en sus instalaciones que dejaban como resultado la fábrica calcinada casi en su totalidad, sin que hubiera que lamentar daños personales, puesto que en esos momentos no había personal en el interior de la misma. 
Las llamas arrasaron una nave industrial que hace las veces de almacen de residuos de unos 3.200 metros cuadrados, así como el material de desecho y la maquinaria de esta empresa dedicada a reciclar el producto residual de Grupo SIRO. 
La intervención de los bomberos profesionales de Palencia ayudados por los voluntarios de los parques de Venta de Baños, Baltanás, Frómisa y Ampudia impidió que las llamas se propagaran a otras instalaciones cercanas.