El Rey de Copas

Alejandro García
-

San Pablo Burgos volvía a llevarse la Copa de Castilla y León en Palencia

El Rey de Copas - Foto: Sara Muniosguren

El pabellón municipal palentino acogía la final de la Copa Castilla y León, un encuentro reñido, en el que el San Pablo dosificó esfuerzos y ya en la recta final jugó todas sus bazas para distanciarse del Carramimbre Valladolid, del que le separa una categoría.
El primer cuarto comenzaba con buenas circulaciones del equipo burgalés, que finalizaban en varios triples, contestados con buenas acciones del Carramimbre, dificultadas por la sólida defensa del San Pablo. Mediado el primer periodo los aciertos burgaleses conducían a un marcador de 14-9 a su favor. La ventaja burgalesa continuaba aumentando en los siguientes minutos y hasta el final del periodo, que culminaba 30-17 para los ACB.
El San Pablo daba minutos al resto de la plantilla, lo que ayudaba a que la distancia en el marcador disminuyera hasta lograr el empate 32-32, gracias al acierto del base pucelano, Leimanis, con tres triples consecutivos. El acierto sobre la línea de tres del Carramimbre continuaba tras un tiempo muerto y el marcador se mantenía parejo, 39-38 a falta de tres minutos para concluir el acto. Un arreón final del Burgos provocaba que el marcador finalizase con una ligera ventaja 46-40.
El tercer cuarto comenzaba con buenas defensas de los dos conjuntos. La distancia se acortaba a la par que el máximo anotador burgalés, Benite, se retiraba con un fuerte golpe en el dedo. Con tan solo dos puntos de ventaja, 53-51, el San Pablo realizaba un doble cambio para revertir la situación, lo logró tomando una ventaja máxima de 11 puntos, tras varias buenas acciones diferencia con la que finalizaba el periodo. 
Con todo a favor para el San Pablo Burgos comenzaban los últimos diez minutos, en los que los pucelanos recortaban distancias hasta los cuatro puntos, 67-63. Una técnica y posterior canasta a favor del Burgos acababa con esta dinámica y situaba la diferencia en ocho puntos para los burgaleses, que acrecentaban con varias buenas acciones ofensivas. Finalmente, supieron administrar y aumentar la renta.