scorecardresearch

Suminco rechaza pagar un plus de 240€ por el quinto turno

J. Benito Iglesias
-

La plantilla respaldó ayer con un 85% de sus 80 trabajadores la segunda jornada de paro parcial en la fábrica de reciclaje de plásticos situada en Venta de Baños

Suminco rechaza pagar un plus de 240€ por el quinto turno - Foto: Sara Muniosguren

La negativa a negociar de la empresa Suminco tras la imposición de un quinto turno de trabajo, con el correspondiente nuevo calendario laboral y vacacional este año, obligó ayer a la plantilla a realizar una segunda jornada de protesta.La medida de protesta consistió en un paro parcial de dos horas de duración, acompañada de una concentración a las puertas de la planta dedicada  al tratamiento tratamiento y reciclaje de plásticos en Venta de Baños.

«Hemos solicitado que se abone un plus personal mensual de 240 euros brutos por realizar el quinto turno laboral, que ha sido impuesto sin negociar y que conlleva trabajar toda la semana completa 24 horas 360 días al año. La dirección no dice nada ni mueve ficha. Tampoco quiere asumir los 20 minutos reales de tiempo del bocadillo en logística para la carga y descarga de camiones -área que antes no existía- y que debe aplicarse al igual que ocurre con el resto de operarios de producción, ya que se trata de algo firmado», señaló ayer el presidente del comité de empresa, Javier Amigo.

 Un 85% de los 80 trabajadores respaldaron la segunda jornada  de paro por la constante negativa a negociar mejoras económicas y sociales. «El calendario laboral impuesto incumple todas las condiciones. Hubo dos reuniones de mediación en el Servicio de Relaciones Laborales (Serla) ante la falta de acuerdo en anteriores reuniones con la compañía y no han servido de nada», arguyó.

denuncia ante Trabajo. Por otro lado, desde la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT se confirmó ayer que,  con el consentimiento del comité de de Suminco, se ha visto obligada a realizar una denuncia ante la Inspección de Trabajo de la Junta. En este sentido, explicó en un comunicado que mientras la plantilla ejercían su derecho al primer paro realizado la pasada semana, «la empresa se dedicó a abrir las taquillas de los trabajadores concentrados a las puertas de la fábrica».

Al respecto, el presidente del comité de empresa, Javier Amigo, se mostró claro. «No sabemos quién puede haber abierto las taquillas donde guardan ropa y enseres los trabajadores. Lo que marca el convenio colectivo es que solo se pueden abrir cuando se ha producido un robo en la fábrica o existen sospechas sobre una acción de este tipo. Esta medida solo puede llevarse a cabo delante del trabajador que ocupa una taquilla concreta y un representante sindical. Cuando se han abierto las taquillas ninguna de estas personas estaba presente y la empresa debe darse cuenta de que no pude actuar ni imponer nada sin hablarlo antes con los representantes legales de la plantilla», según precisó.

Igualmente, añadió que ya antes de comenzar las concentraciones y paros parciales de protesta a  las puertas de la empresa, esta decidió regalar jamones a sus trabajadores para compensar ña buena productividad de 2022. «Es totalmente incongruente que la compañía no quiera negociar mejoras con el comité y obsequie a la plantilla con jamones un día antes de la primera medida de protesta», concretó el dirigente sindical.

Desde UGT-FICA se explicó que se va a seguir apoyando a las compañeros de Suminco en sus concentraciones con asistencia de sus delegados de todos los sectores. Tras las dos primeras jornadas de protesta, hay convocadas otras tres más señaladas para los días 27 y 31 de enero y del 3 de febrero.