Pérez Aragón aboga por recupera la vieja IU

Carlos H. Sanz
-

El candidato de Reforzamiento quiere recuperar «la vieja Izquierda Unida» que era «la voz de los trabajadores»

Pérez Aragón aboga por recupera la vieja IU - Foto: Óscar Navarro

Bajo el nombre de Reforzamiento Izquierda Unida, Juan Antonio Pérez Aragón encabeza una de las dos candidaturas que esta semana pugnan por la dirección del partido en la provincia. Un proceso que culminará este sábado y en el que esta propuesta aboga por salvar a la organización de un proceso de «disolución y dilución» generado por la apuesta por candidaturas municipalistas como Ganemos.
Un modelo que, en opinión de Pérez Aragón, «tienen poco recorrido». «Ya ha acabado; aunque fue un proceso de ilusión han dado lugar a personalismos e individualismos con los que no estamos de acuerdo», sentencia.
Frente a ese tipo de hacer política, esta candidatura apuesta por «recuperar la vieja Izquierda Unida», es decir, la «programática, reflexiva, la que es más lenta y huye del tuit y lo inmediato; con una candidatura que alberga todas las asambleas y a militantes de la provincia».
Pérez Aragón está convencido de que la coalición enfrenta «un momento importante» y aboga por «democratizar IU y demostrar que sigue viva y tiene muchas cosas que decir». «No nos levantamos contra nadie. Caminaremos con cualquiera pero siendo Izquierda Unidad. No estamos en contra de la confluencia pero tiene que ser programática, basada en documento, alianzas y movimientos sociales, no en interpretaciones individuales que no nos llevan a ningún sitio», añade el candidato.
candidatura. Reforzamiento Izquierda Unida integra nombres de históricos de IU como Herminia Francos, «pero también gente joven» con una «visión de organización» distinta a la actual. José Manuel Muñoz, Celinda Vázquez, Pablo Vázquez, Isabel Espinosa, Eduardo Nieto, Judith Vázquez y Alberto García completan una candidatura «lo más diversa posible» que cuenta con el apoyo de exdirigentes como Mariano San Martín o Antonio Herreros.
«Nadie nos puede dar lecciones de participación y democracia, pero siempre seremos IU. No estamos dispuestos a disolvernos en apuestas personales y cuando lleguen los comicios presentarnos bajo tres marcas distintas, como ha ocurrido en las últimas elecciones: Ganemos (municipales), IU (autonómicas) y Unidas Podemos (nacionales). Es demencial», sostiene. 
Procedente de los movimientos sociales, concretamente, del Frente Cívico, el cabeza de lista de Reforzamiento Izquierda Unida, ensalza la «IU peñazo y coñazo, de las que machacan». «Somos la voz de la clase trabajadora; de la ciudadanía también, por supuesto, pero sobre todo de los trabajadores», especifica. Pilares para un proyecto que, según explica, «huye de alianzas al albur de las modas» y de «asambleas que se eternizan pero en las que no se toman soluciones ni aportan documentos». 
«Así no se solucionan las cosas y queremos alejarnos de eso», insiste el candidato, por lo que pide el respaldo de la afiliación para corregir «un error estratégico que IU está pagando y no solo en lo electoral, porque la voz de la clase trabajadora no se escucha al estar diluida».