Más que pasión

E.M.
-

Ismael Miguel Cuadrado, cofrade de Jesús Nazareno

Más que pasión - Foto: Eva Garrido

Auténtica, propia y genuina. Así define Ismael Miguel Cuadrado la Semana Santa de Medina de Rioseco, donde tendrá la oportunidad de participar en la jornada que el Jueves Santo organiza la Hermandad de Jesús Nazareno de Santa Cruz, donde analizará los paralelismos que existen entre la celebración de la localidad vallisoletana y la de Palencia.
Hermano de la cofradía de Jesús Nazareno, amante de la Semana Santa y conocedor de muchas de las celebraciones de distintos puntos del país, se adentrará en la historia para exponer detalles, momentos y hechos que han marcado el devenir de la Semana Santa de ambas localidades.
«Antes de que existiera la Diócesis de Valladolid, que se fundó en 1595, Tierra de Campos fue una zona de cierta lucha de poder entre las diócesis de León y Palencia. De ahí que siempre haya habido cosas comunes entre las celebraciones de localidades como Medina de Rioseco, Zamora, León o Sahagún», explica Miguel Cuadrado. Entre los ejemplos, detalles como el hecho de que, a día de hoy, en algunas cofradías de Jesús Nazareno se sigan manteniendo las túnicas negras con capucha roma y sin capirote.
«Un elemento que destaca es muchas celebraciones de este entorno son los avisadores o llamadores. En el caso de Palencia tenemos el conocido Tararú, mientras que en Zamora está el Merlú, el Pardal se mantiene en Medina de Rioseco y la Ronda en León», añade.
Además, hay otros vínculos entre estas Semanas Santas, como el servicio que se presta a los difuntos y a sus familias o «la comida que se daba antiguamente a los cargadores, algo que se ha mantenido en Palencia con la limonada y las almendras, mientras que en la localidad de Medina de Rioseco perdura el agasajo gastronómico conocido popularmente como Las Aceitunas».
En su opinión, aunque en la actualidad muchas Semanas Santas «alardean de sobriedad castellana», pocas son las que pueden presumir de ella, aunque se queda con las de Zamora o Medina de Rioseco. Otras, como es el caso de la de lca capital palentina, «se mira más en el espejo de Valladolid» y copia algunos aspectos como las túnicas. Para Ismael Miguel Cuadrado, «la Semana Santa de Medina de Rioseco es igual hoy que hace 300 años, lo cuál es digno de admiración».
En la conferencia también habrá hueco para hacer referencia a la imagen palentina de Jesús Nazareno El Viejo, talla de Tomás de la Sierra, «imaginero berciano de nacimiento y riosecano de adopción».  Además, Ismael Miguel sembrará la duda entre los presentes con varias imágenes de finales del siglo XIXque, en algunos casos, costará distinguir si se trata de una estampa palentina o riosecana.