scorecardresearch
Editorial

Peligros y responsabilidades en el uso diario de nuevas tecnologías

-

El usuario medio piensa que los cibercacos no tienen interés en su móvil. Craso error

La tecnología es desde hace años una constante en nuestras vidas. Deténgase un minuto y analice dónde está leyendo hoy Diario Palentino. ¿En su móvil? ¿En una tablet? ¿En el ordenador? ¿Es portátil o de sobremesa? Quien más quien menos, incluso aunque esté leyendo la edición de hoy en papel, tiene en su vida varios dispositivos con los que llamar y recibir llamadas, navegar por internet, ver películas y series, jugar a videojuegos... Es posible, incluso, que en su hogar haya electrodomésticos que se conecten a la Red sin que usted sepa muy bien por qué, quizá una televisión inteligente o ese robot de cocina con tantas recetas. 

Como sociedad, hemos confiado en una máxima que no es cierta: si nos hacen la vida más fácil y agradable no pueden ser un problema. Pero la realidad es que día a día muchos de esos dispositivos son puertas abiertas y con luces de neón a los ciberdelincuentes. Las cifras son preocupantes: el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) detectó durante el año pasado en la provincia 8.685 activos tecnológicos con problemas de seguridad. Cada día a lo largo de 2021, los cibercacos ha tenido 24 oportunidades de acceder a equipos privados, de empresas, de entidades públicas...

Al usuario medio no es algo que le preocupe demasiado porque siempre piensa que a nadie va a interesar ni sacará beneficio de los datos que guarda en su móvil o en su ordenador. Craso error. Otras veces, la brecha digital por la avanzada edad de los usuarios les expone a muchos peligros.

Si está perdido y sobrepasado, un buen sitio por el que empezar a informarse sobre cómo evitar problemas es el Incibe, que depende del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y tiene su sede en León. Hace poco han publicado en su Oficina de Seguridad del Internauta (www.osi.es) la guía La ciberseguridad al alcance de todos, en colaboración con la Policía Nacional, con el objetivo de impulsar y potenciar las habilidades digitales de los usuarios mayores de 60 años. Utiliza un lenguaje cercano y emplea contenidos visuales que facilitan la comprensión de las pautas básicas que cualquier ciudadano debe seguir para proteger sus dispositivos personales y garantizar así su seguridad y privacidad cuando navegue por Internet.

Y, si tiene cualquier duda, también puede resolverla a la vieja usanza, ya que el Incibe ofrece la posibilidad de que los usuarios puedan llamar al 017 o, si se apaña con las herramientas digitales, contactar a través de los canales de chat de WhatsApp o Telegram de Tu Ayuda en Ciberseguridad, donde expertos en la materia resolverán cualquier problema, de manera gratuita y confidencial. En todo lo que tenga que ver con la tecnología, sea precavido y desconfíe de los cantos de sirena.