Firman una media diaria de 52 multas por exceso de velocidad

ALBERTO ABASCAL
-

El pasado año se contabilizaron 18.986 infracciones por pisarle de más al acelerador, el 62% de todas las impuestas

Firman una media diaria de 52 multas por exceso de velocidad - Foto: Sara Muniosguren

El exceso de velocidad al volante representa el principal motivo de infracción entre los conductores palentinos. Los datos de las denuncias puestas durante el pasado año por los agentes adscritos a la Jefatura Provincial de Tráfico de la Guardia Civil y de las policías locales con competencias en la provincia (excepto la capital) así lo corroboran porque 2019 acabó con 18.986 multas por pisarle de más al acelerador, el 62% del total de las infracciones que en materia de seguridad vial cometieron el año pasado los conductores de esta provincia y que ascienden a  30.573. Para ser más simple, seis de cada diez multas firmadas por los agentes fueron por pisar demasiado el acelerador.
Según los datos aportados a este periódico por parte de la Jefatura Provincial de Tráfico, lejos de respetar más las normas, los conductores de esta provincia se han relajado, si cabe esta expresión, si se atiende a los datos de 2018. Y es que durante 2019 se incrementaron las sanciones a nivel global un 22,5 por ciento con respecto al año anterior. Precisamente, las sanciones por exceso de velocidad subieron un 32,9 por ciento al pasar de las 14.280 multas de 2018 a las 18.986 del pasado año, es decir, una media de 52 multas diarias, sin contar las que firman los agentes de la Policía Local de Palencia (en 2019 remitieron a la DGT 1.109 expedientes).
Pormenorizando más en este aspecto, el dispositivo que más coches fotografía y el que consigue más multas, con una media estimada de 31 conductores, es el radar fijo ubicado en el kilómetro 7,1 de la A-67, en dirección hacia Cantabria, según la información recogida por Automovilistas Europeos Asociados (AEA). Es el más activo de la provincia, seguido por el instalado en el punto kilométrico 57,2 de la A-62, a la altura de Quintana del Puente y que según los datos aportados impone una media de seis denuncias al día.

Por lo demás, durante el pasado año la Jefatura Provincial de Tráfico interpuso 30.573 denuncias a conductores por infringir las normas de circulación, un 22,5 por ciento más que en 2018, que se elevaron a 24.950. 
Los agentes de la Guardia Civil y de Policía Local con competencias también multaron a 582 conductores por circular sin el seguro obligatorio del vehículo, infracción que se incrementó un 13,55 por ciento respecto a 2018 donde las multas por este precepto llegaron a las 495.
El consumo de alcohol y las drogas al volante sigue siendo un motivo para sancionar en la carretera. Durante 2019 se incoaron 860 boletines de infracción, lo que supone un descenso del 16,4 por ciento respecto a 2018 cuando se registraron 1.029 multas.
El no llevar el cinturón de seguridad puesto durante la conducción también se ha convertido en una mala práctica por parte de conductores y acompañantes. De hecho, durante el pasado año se incrementaron las multas por este concepto un 30,8 por ciento al pasar de las 804 multas registradas en 2018 a las 1.052 del pasado año, según los datos aportados por la Jefatura Provincial de Tráfico.
El uso del teléfono móvil durante la conducción, una de las principales causas de que haya aumentado tanto la cifra de accidentes de tráfico mortales debido a las distracciones generó 22 denuncias menos en 2019, con 877 contabilizadas a automovilistas que circulaban por vías interurbanas de la provincia, frente a las 899 puestas por los agentes en 2018, lo que representa una bajada del 2,4%.

A estas cifras hay que sumar las sanciones relativas a un mal alumbrado de los vehículos, la conducción negligente y temeraria; el incumplimiento de las señales de prioridad de paso o no respetar el ceda al paso o stop, entre otras muchas. Por estos conceptos se contabilizaron un global de 7.720 sanciones en 2019, mientras que en 2018 fueron 6.829.
Hay que tener en cuenta que se trata de un número de denuncias formuladas por los agentes de la autoridad o, de un modo automatizado, por los distintos tipos de radares. 
Debe precisarse que el número de sanciones finalmente impuestas es siempre inferior al de denuncias formuladas por cuanto algunas multas son archivadas por la propia Jefatura antes de iniciarse el procedimiento sancionador si no cumplen todos los requisitos legales y por cuanto, durante el procedimiento, a veces también se archivan otras denuncias por diversas causas legales.
Todos estos datos pueden tener una incidencia en el hecho de que durante 2018 los accidentes de tráfico  provocaron en la provincia  un balance de 10 personas muertas y 264 heridos, mientras que en 2019 los accidentes de tráfico  provocaron en Palencia   un balance de 11 personas muertas y 221 heridos.