scorecardresearch

Terrazas sin palés y con tarima si están en la calzada

Carlos H. Sanz
-

El Ayuntamiento modifica la ordenanza, que exige la retirada de veladores tras siete días sin uso y permite ampliar el horario

Los establecimientos deberán dejar libre la calzada si su terraza no funciona durante un plazo de siete o más días. - Foto: Óscar Navarro

La nueva redacción de la ordenanza de terrazas en la vía pública que, vía decreto, ultima la concejalía de Policía y Tráfico que preside Carolina Gómez, permitirá extender las superficies autorizables para uso de terrazas de hostelería hasta el 31 de diciembre con una serie de límites en cuanto a duración y estética.

Así, según se dará cuenta en la comisión de Tráfico que se celebrará mañana, la normativa municipal continuará posibilitando la ocupación de espacios de uso público que anteriormente no estaban destinados a terraza, tales como zonas adicionales de los establecimientos, zonas verdes, aparcamientos, aceras, calzadas y vías públicas, etc. permitirá «cierta flexibilidad» en el mobiliario pero prohíbe «el uso de palés rústicos sin previo tratamiento estético y de altura superior a 1,5 metros». 

«La zona de terraza podrá ser delimitada con elementos acordes a la estética de la vía, quedando óptimamente vistosos y funcionales, pero que en ningún momento entorpecerán la visión del interior desde la acera o la calzada», puntualiza el nuevo texto de la ordenanza. 

Además, en las zonas de aparcamiento habilitadas excepcionalmente para terraza, deberá instalarse suelo o tarima a nivel del acerado «por motivos de seguridad y accesibilidad».

Una vez se publiquen estos cambios en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), los bares tendrán hasta el 15 de marzo para adaptar los espacios. Si no lo hacen y son apercibidos por la policía, deberán retirar los «elementos antiestéticos» en un plazo de 48 horas. En caso de incumplimiento se procederá al desmontaje y retirada, así como a la revocación de la autorización, dice la ordenanza.

La nueva redacción de la ordenanza también establece otras condiciones. Las terrazas solo podrán estar conformadas por mesas, sillas, sombrillas, elementos separadores e industriales, todos ellos móviles.

Aquellas instaladas en zonas de aparcamiento de vehículos deberán desmontarse cuando el espacio no sea utilizado durante un periodo igual o superior a 7 días. Si un establecimiento se ve obligado a cerrar durante un período igual o superior, deberá recoger y retirar de la vía pública todo el mobiliario y los elementos que delimitan dicho espacio, incluida la tarima, de forma que los vehículos puedan volver a aparcar. Si quiere reiniciar la actividad debe avisar a los servicios policiales con 48 horas de antelación.

Otro motivo para retirar terrazas en calzadas o aparcamientos serán las condiciones meteorológicas muy adversas, «con episodios severos de lluvia, granizo o nieve».

Horarios. Otra novedad que introduce la ordenanza es la regulación de horarios. En términos generales, no se tocan los límites, es decir, que la instalación de terrazas seguirá siendo hasta las 2,00 horas de lunes a jueves, y hasta las 2,30 horas las noches de los viernes a sábados, sábados a domingos, y las vísperas de festivos.

Este año, el Ayuntamiento también se reserva la potestad de establecer horarios más restrictivos en función de la pandemia, pero también introduce la posibilidad de ampliar el horario en 30 minutos durante ferias, fiestas, actividades deportivas, aniversarios y similares.

Precisamente, respecto a ferias, fiestas, actividades deportivas, aniversarios y similares, el Consistorio abre también de forma excepcional la celebración de espectáculos, actuaciones musicales o la instalación de altavoces y reproductores de sonido. La capacidad de otorgar o denegar estos permisos pasa a recaer en la propia Carolina Gómez, cuando antes era potestad de Urbanismo. 

Estas medidas excepcionales se mantendrán hasta el 31 de diciembre, aunque queda en potestad de la concejalía una ampliación o su revocación. Medidas que, según argumenta la edil de Ciudadanos, busca «extender las superficies autorizables para uso de terrazas de hostelería, sin menoscabar los intereses de otros sectores y sin perjudicar la circulación de los viandantes a la par que se mantiene el cumplimiento de la normativa en materia de accesibilidad universal».

 

Carolina Gómez: «La oposición pedía levantar la terrazas y el tiempo nos ha dado la razón»

La responsable de Policía y Tráfico, Carolina Gómez, defendía ayer la toma, vía decreto, de estas medidas excepcionales ante «la necesidad de favorecer la actividad económica de muchos sectores ligados a la hostelería». «Hemos sido valientes en la toma de decisiones desde el primer momento, siendo la primera capital de España en habilitar zonas extraordinarias en respuesta a las medidas llevadas a cabo por la covid, que tanto daño han hecho a muchos sectores económicos, y para evitar el cierre de muchos de negocios de hostelería, distribución, reparto, almacenes de suministro, etc.». «La oposición pedía que se levantaran la terrazas extraordinarias, que la covid había pasado, y ahora con una de las tasa más altas de España, el tiempo nos ha dado la razón. Espero que estos grupos dejen de hacer populismo barato y dañino». «Una vez aprobadas de forma definitiva las tasas fiscales, solo había que darlo forma. Es lo que hemos hecho con la rigurosidad y la seriedad que les ha faltado al resto de grupos, que solo buscaban favorecer a sus amigos con nombres y apellidos». «Desde Ciudadanos trabajamos por una gran mayoría, no por unos pocos como está acostumbrado a hacer el resto de grupos municipales. Lamento que la modificación de la ordenanza tenga que ser por decreto, pero el margen que ha dejado el resto de grupos, ha sido nulo. Esperemos que recapaciten y apoyen este decreto que es bueno para los sectores implicados y para la ciudad», finalizó.