scorecardresearch

Rebajan de 3 años de cárcel a una multa por abusos sexuales

Alberto Abascal
-

La Audiencia Provincial mantiene que los tocamientos a los que fueron sometidas las mujeres, primas entre ellas, fueron «de manera leve» por el acusado, que actuó bajo la influencia de las bebidas alcohólicas

Imagen del palacio de Justicia de Palencia. - Foto: DP

La Audiencia Provincial ha rebajado a una multa la pena impuesta a un hombre D.S.J., que fue condenado inicialmente por el Juzgado de lo Penal a un global de tres años de prisión como autor responsable de tres delitos de abusos sexuales a tres jóvenes que además son primas entre ellas, según la sentencia a la que ha tenido acceso este periódico.  Concretamente, el alto tribunal de la provincia finalmente le ha impuesto una multa global de 4.860 euros, aunque este dictamen puede ser apelado en casación ante el Tribunal Supremo.

La sala del alto tribunal de la provincia argumenta al estimar el recurso de apelación que «aunque es obvio que las conductas delictivas se produjeron, no es menos cierto que lo fueron de manera leve (tocamientos esporádicos, por encima de la ropa), llegando incluso alguna de las perjudicadas a decir que entendía que no era un hecho denunciable» y añade que el condenado «estaba bajo los efectos de bebidas alcohólicas (así lo indicaron todos los testigos) y si bien, su estado de embriaguez no era lo suficientemente importante como para justificar una atenuación de la pena y, mucho menos, una exención de la misma, pues el propio condenado afirmó en el acto del juicio que estaba en buenas condiciones, no es menos cierto que debe ponderarse dicha circunstancia a la hora de establecer una pena proporcionada al hecho realizado».

Los hechos. Se considera como hechos probados que sobre las 2 y las 3 de la madrugada del día 4 de agosto de 2019, D.S.J. se encontraba en un bar de Saldaña cuando, guiado por un ánimo libidinoso, se acercó a una joven y sin que mediara el consentimiento por parte de la chica, le tocó el culo, y pese a que le pidió al acusado que dejara de hacerlo, este continuó con su actitud, por lo que la chica decidió abandonar el local. 

Esa misma noche, pero sobre las 6,30 horas, encontrándose el procesado en otro establecimiento público de la citada localidad y en el momento en el que dos jóvenes se disponían a entrar en el mismo para desayunar, con la misma intención libidinosa, procedió a tocar a ambas en sus partes íntimas, por encima de la ropa, sin que mediase en ningún momento el consentimiento de las mismas y sin tener tiempo para reaccionar ante la conducta del acusado.

Dos de las tres acusadas tenían que ser indemnizadas con 600 euros cada una, mientras que la tercera renunció inicialmente a la misma.