La repetición electoral amenaza el acta de Cs

Carlos H. Sanz
-

Las proyecciones a partir de las elecciones de mayo y las encuestas dan por el momento la victoria al PSOE y auguran una recuperación del bipartidismo

La repetición electoral amenaza el acta de Cs - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

El martes se disolverán formalmente las cámaras y los palentinos serán convocados de nuevo a unas nuevas elecciones generales, que tendrán lugar el 10 de noviembre y que serán los cuartos comicios que se celebren para dotar de Gobierno a España desde 2015. Una cita electoral para la que nadie augura grandes cambios respecto a los resultados de abril y que estarán marcadas por el hartazgo y la decepción de los votantes con la clase política.
En este escenario y a falta de menos de dos meses para la cita con las urnas, las encuestas publicadas por diversos medios, así como la proyección de los resultados de las citas electorales de mayo -locales, autonómicas y europeas- tienen la fiabilidad justa para predecir qué puede ocurrir en la noche del 10 de noviembre. A esto hay que sumar que habrá factores externos, como la sentencia del juicio del procés o el brexit que también pueden influir a la hora de decidir el voto.
Sin embargo, a día de hoy, con los datos disponibles, tanto las encuestas realizadas como la proyección de los resultados electorales de mayo auguran una nueva victoria socialista, que en el caso de la provincia le permitiría sumar dos diputados nacionales, frente a uno del Partido Popular.
Si el PSOE mejora en representación es porque todo parece indicar que habrá un desplome de Ciudadanos. Conviene recordar que el Partido Socialista se alzó vencedor de las últimas elecciones en una jornada histórica en la que por primera vez en la democracia se rompió el tradicional reparto de diputados. Cs superó la barrera de la mitad más uno de los votos del PSOE, lo que sentó a Enrique Rivero Ortega en el Congreso de los Diputados y no a Antonio Casas que se quedó a 238 votos de lograr su acta.
Esa mínima diferencia desaparecerá el 10 de noviembre, según la información de la que se dispone ahora. Ciudadanos ya vio empeorar sus resultados en las elecciones de mayo. En las locales perdió más de cinco puntos -del 15,88 al 10,26 por ciento-, algo que en parte se podía deber a la elección de candidatos, pero es que tanto en las autonómicas como en las europeas, donde ese factor influye mucho menos, también perdió apoyos: 0,8 y 2,83 puntos, respectivamente. Suficiente para perder su acta a día de hoy.
Aunque hay multitud de variables que impiden trasladar los resultados de mayo a unos comicios generales, sí hay algunas pistas que permiten intuir lo que ocurrirá en noviembre. Por ejemplo, el PSOE y el PP mejoraron en las tres citas del 26-M, sobre todo los populares, algo lógico si se tiene en cuenta que en abril se estrellaron contra su suelo electoral y perdieron un diputado nacional. Por el contrario, Ciudadanos, Vox y Unidas Podemos perdieron apoyos en las locales, autonómicas y europeas respecto al 28 de abril. 
Si la desintegración del centro derecha saltó por los aires el reparto tradicional de escaños en la provincia, la aparente reagrupación de votos en torno al Partido Popular dejará fuera a Ciudadanos. Dicho de otra forma, el bipartidismo recupera fuerza.
españa suma. A día de hoy, solo hay dos escenarios que otorgarían al PP o a la derecha una victoria en la cita del próximo 10 de noviembre. El primero es que los populares sean capaces de calcar el resultado de las elecciones municipales en la provincia, donde acumularon el 40,76% de los votos frente a los 33,52 del Partido Popular.
Esto obligaría a Ciudadanos a obtener más del 20% de los votos para lograr un diputado, una gesta inédita, por lo que Milagros Marcos y Miguel Ángel Paniagua serían diputados nacionales por el PP de Palencia -si se repiten candidaturas, claro-, y el PSOE solo obtendría uno.
La otra vía es España Suma, es decir, la coalición de PP, Ciudadanos y Vox, propuesta por Pablo Casado. Si España Suma hubiese existido en abril, hubiese cosechado el 57,13% de los votos de las urnas. 
Una cantidad más que suficiente para asegurarse dos actas del Congreso de los Diputados incluso para soñar con lograr las tres que están en juego, ya que el PSOE obtuvo el 31,32%. Siempre que España Suma obtuviese el triple de papeletas que el PSOE, dejaría a los socialistas palentinos sin representación en la Cámara Baja.
encuestas. Sin embargo, será muy complicado que ese escenario se dé en noviembre, no solo por las matemáticas sino porque Ciudadanos y Vox no parecen dispuestos a ir en coalición con el PP. Además, las encuestas publicadas hasta ahora, auguran una nueva victoria socialista y si se aplican de forma directa a la provincia -sin contar con las características propias de la circunscripción palentina, lo que distorsiona los datos- todas dan dos actas al PSOE y una al PP.
Hay que recordar que, según el último barómetro del CIS, publicado el pasado jueves pero con datos recogidos antes de la sesión de investidura fallida de julio, también se apunta una amplia victoria del PSOE. La intención directa del voto refleja que la formación socialista ganaría con un 29,7% de los sufragios, seguidos del PP con un 11,6%, Ciudadanos con un 7,4%, Unidas Podemos con un 6,7% y Vox con un 3,3%. Y si se tiene en cuenta la simpatía expresada por los encuestados, el PSOE aumentaría su ventaja hasta el 32,2%, seguido del PP, con el 12,8%. Unidas Podemos estaría en tercer puesto (9,9%) y Ciudadanos sería la cuarta fuerza, con el 8,6%.
No obstante, hay que tener en cuenta que estas encuestas están demasiado lejos de la cita de noviembre como para sacar conclusiones definitivas. 

Más información, páginas 22, 27 y 28