scorecardresearch
Jesús Mateo Pinilla

Para bien y para mal

Jesús Mateo Pinilla


Lecciones de periodismo a periodistas

23/08/2022

Es lo que se propone y desea al volver de su paseo político a las aulas Pablo Iglesias, el que llegó al Parlamento con coleta y salió con pelo corto de facha: dar clases a periodistas.
Sus clases no serían de periodismo liberal, sino ideologización para los propios periodistas y los lectores de medios. A Jesús Cintora, nunca hombre de derechas, le han provocado hasta manifestar las presiones que ha soportado: «No conocemos más que la punta del iceberg para quitar a personas molestas, también a periodistas. Hubo amenazas serias para que mi programa no estuviera y me quitaran del medio». El Papa Francisco, nunca hombre de derechas, alerta de la colonización ideológica actual que no tolera diferencias. 
Yo sufrí ideologización en las aulas, Ramón de Soto el escultor y su séquito, fue uno de ellos, prueba es que de los compañeros arquitectos de mi generación no han surgido apenas hombres de centro derecha. Hubo especialistas notables en formar a la izquierda: Tierno Galván con su segundo Raúl Morodo, el nombrado por Zapatero embajador y ahora con su entorno investigado por blanqueo, Aranguren hacia sus discípulos y antes con Gramsci que produjo adeptos como los Monedero al que han hallado 92 cuentas corrientes: 86 en Triodos Bank, 5 en Santander y 2 en la Caixa, y es investigado por blanqueo y falsedad documental o Pablo Iglesias el de la casta que salieron de la Universidad Complutense. Así están sus pasillos, de los que han partido Lilú Verstringe y feministas ideologizadas, llenos de pintadas inconformistas de izquierdas. 
La labor que se hizo desde la izquierda en España en la Universidad, en tiempos difíciles para la libertad de expresión, fue enorme y no ha sido aún estudiada y esclarecida con plenitud por miedo.
Por eso, parece nos alegramos, de los impuestos a los bancos y eléctricas, aunque la inflación, que deja más de mil obras desiertas en toda España, no se combata con un impuesto, aunque el Banco de España o Moreno Robledo diga desde Ferraz que se está provocando un freno al PIB y la inversión, aunque sea un tiro en nuestro pie. Y de esa ideologización Sánchez es consciente.