scorecardresearch

El Orgullo LGTB+ clama por leyes, derechos e igualdad

J.B.I.
-

El colectivo Chiguitxs reúne a más de 350 personas en una manifestación llena de colorido en el corazón de la capital, acompañada de pancartas, carteles y el ritmo festivo de una batucada

La bandera arcoiris ondea en Palencia

Con una bandera arcoíris de varios metros por encima de las cabezas  de personas orgullosas de su condición sexual y género, un tono reivindicativo y muchas ganas de fiesta. Así se desarrolló hoy el recorrido de la manifestación del Orgullo LGTB+ 2022 con varias paradas desde el parque del Salón hasta la plaza Mayor, donde se leyó un manifiesto.  

El colectivo Chiguitxs logró reunir por espacio de hora y media a más de 350 personas, según fuentes policiales, en una comitiva llena de colorido en el corazón de la capital con pancartas, carteles y el ritmo de una batucada de 24 integrantes que, a golpe de tambores, aderezaron una jornada con buena temperatura y animación.

«Cada año somos más y vamos  a necesitar un espacio mucho más grande; y eso será estupendo», gritó a los presentes Pedro Azaola, coordinador de la Asociación Chiguitx LGTB+. Antes de proceder a la lectura del manifiesto, solicitó un minuto de silencio a los presentes dedicado a las víctimas del atentado en el club LGTBi en Oslo (Noruega) y los fallecidos en el salto a la valla de Melilla del pasado viernes.

El Orgullo LGTB+ clama por leyes, derechos e igualdadEl Orgullo LGTB+ clama por leyes, derechos e igualdad - Foto: Óscar Navarro

«Exigimos que se apruebe a la mayor brevedad la ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI, a nivel estatal. Y que Castilla y León deje de ser el furgón de cola, la única comunidad sin ley autonómica de igualdad social de las personas LGTBI+. Esas leyes deben garantizar los derechos de las personas migrantes, de los y las menores trans, y de las personas no binarias. Los derechos, o son de todes, o no son derechos», apuntó Pedro Azaola en su intervención.

«La garantía de nuestros derechos es la garantía de nuestras vidas. De nuestras vidas para poder vivir y ser como realmente somos, como realmente queremos vivir, como realmente podremos realizarnos. Sin discriminaciones, sin desprecios, sin humillaciones, sin insultos, sin agresiones», enfatizó.

Durante el recorrido de la manifestación se escucharon gritos como «Ni un pasó atrás» o «Nuestra pluma no se cura», junto a carteles con frases como «Todos somos iguales, todos merecemos respeto», «Todos somos libres de amar y expresarnos» o «Cómo no voy a vestir bien, si llevo 12 años en el armario».

El Orgullo LGTB+ clama por leyes, derechos e igualdadEl Orgullo LGTB+ clama por leyes, derechos e igualdad - Foto: Óscar Navarro

Además, ayer hubo numerosos ayuntamientos de la provincia, incluido el de la capital, que colocaron la bandera arcoíris de la diversidad en sus fachadas, mientras la Diputación iluminó la fachada principal del Palacio Provincial. La jornada central del Orgullo LGTBI+ 2022 en la ciudad tuvo como colofón en el bar Universonoro una Afterparty, con una sesión musical a cargo de Álvaro Martín y las actuaciones posteriores de Reina Mala, Alberto Infante y Foxy Queen.

ACTOD DEL ORGULLO

Junto al acto central de la manifestación, desde el 20 de junio se llevaron a cabo actividades divulgativas previas como la charla-coloquio del teólogo Juan José Tamayo titulada Elcristianismo y la diversidad sexual y de género, a debate en la biblioteca pública de la capital; un vermú festivo, orgulloso y diverso en La Cantina Turner y bar Adrián y la charla titulada Roles de personajes en manga Boys Love, en el marco del Salón delManga ddel frontó de Santa Marina. 

También se quiso este año acercar la actividad del colectivo Chiguitxs LGTB+ a otros puntos de la provincia como Cervera de Pisuerga, con la  exposición Abriendo puentes, del 10 al 23 de junio, y la proyección de los cortometrajes Marinera de Luces, del saldañés Pablo Quijano; 17 minutos con Nora, de Imanol Ruiz de Lara; y DosCorazones, de Cristina Herrero, de Nava de Santullán. 

ARCHIVADO EN: Palencia