Cuatro ejes de acción

DP
-
Cuatro ejes de acción

El Grupo Fundación San Cebrián llevará a cabo proyectos innovadores, como la impresión 3D, una cocina industrial que dé servicio a la propia entidad y al exterior y la iniciativa Intecum

El Grupo Fundación San Cebrián presentó ayer su plan estratégico 2019-20 que, como afirmó la directora de  la entidad, Eva del Río, «está basado en proyectos innovadores, en sueños que se pueden hacer realidad y en ideas que cambiarán el mundo». 
 La misión de este plan estratégico es trabajar «bien y con responsabilidad» y «facilitar a cada persona con discapacidad las ayudas que necesite para que pueda realizar su proyecto de vida, en una sociedad que respete sus derechos».   Con este plan se persigue conseguir que la entidad sea «sostenible, transparente y moderna»;  una fundación que «apoye actividades que sirvan para mejorar la participación  en la vida diaria de las personas con discapacidad». Grupo Fundación San Cebrián  presentó un plan estratégico basado en cuatro ejes: entorno, personas, desarrollo e innovación y financiero.
La entidad pondrá en marcha en torno al mes de junio la Oficina de Accesibilidad Cognitiva, que pretende dar servicio a la sociedad, empresas e instituciones para validar y adaptar textos en lectura fácil o para evaluar espacios y mejorar su accesibilidad cognitiva. «Queremos hacer que todo lo que esté a nuestro alrededor sea accesible y entendible poniendo en práctica la empatía y la intuición», explicó del Río. 
Todas las acciones de la Oficina de Accesibilidad Cognitiva, que se ubicará en la sede que la entidad tiene en la plaza Juan XXIII, contarán con el trabajo y validación de las personas con discapacidad intelectual de la entidad. 
El eje de personas es uno de los que lleva más peso en el plan estratégico. Según se puso de manifiesto, el Grupo Fundación San Cebrián apostará por la vida independiente. En este sentido, se ampliará  el servicio de asistente personal a través de una oficina de vida independiente o con la introducición de la tecnología en la vida de las personas para que consigan esa independencia. 
Además, la entidad definirá el perfil profesional de facilitador de proyectos de vida y e impulsará la figura de las personas con discapacidad intelectual en todos los ámbitos de su vida. También mejorará los canales de participación de los voluntarios, socios y, cómo no, de las familias con la potenciación de su papel para el buen desarrollo de la vida independiente de su familiar.
Un plan estratégico no puede avanzar si no cuenta con una buena base, es por ello que el Grupo Fundación San Cebrián «seguirá trabajando con un plan de viabilidad de todas las inversiones y con un plan de sostenibilidad económica. Además, buscará nuevas líneas económicas de apoyo al desarrollo».
El último de los ejes es el de desarrollo e innovación. La entidad pondrá en marcha, entre otros, un proyecto de impresión 3D que mejore la vida de las personas y dé empleo a las personas con discapacidad intelectual; una amplia cocina industrial en San Cebrián de Campos que dé servicio a la propia entidad y externalice sus servicios a otros sectores.  
También establecerá alianzas con la Universidad de Valladolid y con otras entidades para ampliar las sinergias y explorar otros ámbitos de actuación, lo que permitirá la incorporación de otros perfiles de personas al ámbito de trabajo del grupo. Uno de estos proyectos es Intecum de la Junta de Castilla y León, en el que la entidad es la prestadora de servicios para aquellas personas en cuidado paliativos que decidan estar en su propia cas