El Constitucional anula los acuerdos sobre autodeterminación

Agencias
-

El Parlament desafía a la Justicia por cuarta vez y aprueba, con votos de JxCat, ERC y la CUP, ejercer "de forma concreta su derecho" a pedir la independencia. El organismo nacional advierte a Torrent de las posibles consecuencias penales

El Parlament ha aprobado este martes expresar su voluntad de "ejercer de forma concreta el derecho a la autodeterminación y de respetar la voluntad del pueblo catalán", con los votos de JxCat, ERC y la CUP y la abstención de los comuns, mientras que el PSC-Units y PP no han votado y los diputados de Cs tampoco lo han hecho y han salido del hemiciclo. 
La moción de la CUP se ha debatido finalmente a primera hora de este martes después de que el Parlament haya cambiado el orden del día para poder aprobarla antes de que se reunieran el pleno del Tribunal Constitucional, lo que ha generado quejas de los grupos que no han votado. 
Ante este cambio, el Pleno del TC también ha avanzado su reunión a las 9,30 horas para actuar frente a la intención del Parlament de aprobar la moción de la CUP como le pidió el Gobierno central, y ha suspendido los acuerdos que permitieron la tramitación de la moción. La Mesa del Parlament tramitó esta moción el 29 de octubre pese a las advertencias del Alto Tribunal en las últimas semanas, en las que han avisado de la responsabilidad penal en la que pueden incurrir al tramitar propuestas contrarias a las resoluciones del tribunal, como las que hacen referencia a la autodeterminación. 
Ante esto, el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez pidió al TC que anulara la tramitación de la Mesa porque considera que desoye las resoluciones del tribunal, algo que ya ha hecho con 10 iniciativas del Parlament desde octubre. 
Antes de que se votara la moción, el presidente de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha preguntado al presidente del Parlament, Roger Torrent, si habían recibido el aviso del TC, lo que ha negado: "No hemos recibido ninguna notificación". 
Para el diputado del PSC Ferran Pedret, una mayoría no lo puede decidir todo "ni en este ni en ningún parlamento, tampoco en la Asamblea de Madrid", criticando así el debate de la moción. 
Desde el PP, el diputado Alejandro Fernández considera que el gesto de avanzar el debate y la aprobación de la moción ha sido "una pérdida de tiempo porque no hay heroicidad ni se avanza hacia la independencia, pero sí se pisotean los derechos y libertades de la mitad de catalanes".

 

"Hay que poder hablar de todo"

Sin embargo, el diputado de CatECP Lucas Ferro ha llamado a que no recaiga sobre la Mesa responsabilidades que no le tocan porque considera que en el Parlament "hay que poder hablar de todo, incluso de los que no aparece en la Constitución", y ha argumentado que una mayoría parlamentaria no da derecho a declarar la independencia de forma unilateral pero sí a plantear un debate parlamentario. 
El diputado de JxCat Jordi Munell ha coincidido con Ferro en que en la Cámara hay que poder debatir de todo lo que preocupa a la ciudadanía, "como el derecho a la autodeterminación, y el TC no se puede poner por encima del parlamentarismo y prohibir hablar de ciertos temas". 
En el mismo sentido se ha pronunciado el diputado de ERC Ernest Maragall, que con Munell han lamentado las "injerencias" del Alto Tribunal en el debate parlamentario.   
Pese a todo, la diputada de la CUP Maria Sirvent ha cargado contra JxCat y ERC por votar en contra de otros puntos de la moción, también el que pedía al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que cesara al conseller de Interior, Miquel Buch. 
Los diputados de la CUP y CatECP han votado a favor de este punto, mientras que JxCat, PSC-Units y la mayoría de diputados de ERC, salvo tres que se han abstenido, lo han hecho en contra. 
"Con vosotros no queremos ninguna unidad. Basta de aplicar políticas antisociales, basta de venderse el país y basta de privatizar. Tanta corbata y tan poca vergüenza", ha zanjado Sirvent.