Nuevos equipos digitales de radiodiagnóstico hospitalario

DP
-

La renovación de la instalación hospitalaria incluye una obra de redistribución de espacios en tres salas contiguas para permitir el cambio de un equipo de radiología y un telemando digital

Nuevos equipos digitales de radiodiagnóstico hospitalario

La Consejería de Sanidad ha renovado el Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Río Carrión, que entró en funcionamiento en enero. El delegado territorial, José Antonio Rubio, visitó ayer las instalaciones junto al gerente de Asistencia Sanitaria, Francisco Montes.
«Esta actuación permite digitalizar el servicio con nuevos espacios dentro de un proceso de modernización de los servicios hospitalarios, lo que redunda en una mejora de la atención que se presta a los pacientes. Además, aumentará la calidad de las radiografías y la radiación recibida», dijo Rubio Mielgo. La renovación de equipamiento tecnológico incluye la dotación de nuevos equipos de radiología y un telemando digitales en dos salas, lo que ha condicionado un cambio de ubicación del ortopantomógrafo adquirido en 2017.
Se ha realizado una obra de redistribución de espacios en tres salas contiguas para poder añadir nuevas prestaciones. Uno de los equipos se ubica en la misma estancia (sala robotizada) y el otro  (sala motorizada) cambió su  localización con el equipo del ortopantomógrafo. También se ha modificado el circuito físico de los operadores con un pasillo interno. 
La sala robotizada presenta un completo sistema de posicionamiento automático en todos los ejes. Incluye técnicas avanzadas de diagnóstico por imagen como la telemetría, para estudios de columna completa y miembros inferiores, y la tomosíntesis (secuencia de imágenes con distinto espesor de corte que eliminan el efecto de superposición de tejidos y permiten una mejor visualización de las estructuras) que mejora la sensibilidad de detección de nódulos pulmonares o fracturas de huesos.
sala motorizada. La sala motorizada permite los desplazamientos realizados mediante motor y manuales. También se han hecho obras de reforma de la sala del telemando, equipo controlado a través de una consola completamente integrada, que dispone de energía dual (se utiliza en radiografías de tórax para resaltar nódulos pulmonares) y también de telemetría.
La digitalización de la imagen es el principal avance por la mejora de la calidad, por contar con programas de reducción y control de la dosis de radiación que recibe el paciente y por tener herramientas de postprocesado que contribuyen a una menor tasa de repetición y mejor valoración diagnóstica.