scorecardresearch

Un segundo más que los demás

Diego Izco
-

El gol de Pedri certifica cualquier comparación con Iniesta, el tipo que paraba el tiempo en el área. El Madrid ganará la Liga porque se la mereció en 2021: está dedicando 2022 a vivir como un gran 'heredero'

Un segundo más que los demás - Foto: AFP7 vía Europa Press

En sus mejores tiempos, Andrés Iniesta tenía un segundo más que los demás para tomar la decisión correcta. Tenía el don de detener el tiempo en el área y sus proximidades... o eso parecía. Nadie dispone de un cronómetro mágico para pulsar un botón que ralentice a los defensores y te conceda uno o dos segundos de ventaja. Sencillamente, ahí hay un futbolista con un dominio escandaloso del espacio y del tiempo, y una técnica individual tan superior que logra cosas tremendamente difíciles con aparente facilidad. Los dos amagos de Pedri antes de hacer el 1-0, primero a Rakitic, después a Diego Carlos, son los del tipo que decidió en un segundo (de ventaja) dónde iba a generar un hueco para soltar el zapatazo del triunfo. El canario no sólo se parece al albaceteño:parece tener un poquito más de gol. 

El 'rentista'

El Real Madrid tenía que haber reclamado su título en diciembre.Se lo había ganado con creces, pero quizás esa petición escondía las consecuencias de la exhibición: una segunda vuelta en la que, como aquellos que reciben una gran herencia y dedican su vida a administrarla (y nada más), el equipo no está haciendo nada digno más allá de vivir de las rentas. En Vigo, además, le acompañó la polémica (tres penaltis a favor, un balance de 10 a favor y tres en contra que iguala el 7-0 del Barça) para aliñar un triunfo feo, con las costuras al aire, impropio de aquel líder autoritario del que apenas queda rastro. «Otros tres puntos» es la respuesta de quien no hace autocrítica en la victoria. 

PVP

De vez en cuando, un jugador debe justificar su precio, recordar a la afición por qué el club hizo 'tal' o 'cual' esfuerzo. Joao Félix jamás podrá quitarse la etiqueta de encima, esa que pone 120 millones y que tantas veces ha estado cuestionada... pero los dos últimos meses de competición ya justifican el porqué del precio. Para saber si fue justo, poco o demasiado, hay que preguntárselo al tiempo.