Unicaja predice una caída de la actividad de hasta el 12,6%

Carlos H. Sanz
-

La entidad fija en el 3,5% el retroceso en la provincia durante el primer trimestre del año, el segundo más acusado de la región

Unicaja predice una caída de la actividad de hasta el 12,6% - Foto: Eva Garrido

La provincia sufrirá una caída de la actividad económica del 10,2 por ciento frente al 9,1% en Castilla y León) este año. Así lo concluye Unicaja Banco en el último número de su informe Situación económica y perspectivas de las provincias de Castilla y León. Un descenso en más de 10 puntos en «el escenario más favorable», porque la entidad bancaria cree que en el más desfavorable -con la proliferación de rebrotes- este descenso podría ser del 12,6%, en gran parte debido al peso de la industria en su economía. 
Los indicadores no son nada halagüeños. La actividad económica en la provincia, según estimaciones del Indicador Sintético de Actividad elaborado por Unicaja a partir de datos del Banco de España, Tráfico, INE, Ministerios de Industria, Comercio y Turismo, Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Seopan, SEPE y Tesorería General de la Seguridad Social, habría mostrado una caída del 3,5% durante el primer trimestre, una disminución algo más acusada que la estimada para Castilla y León (3,2%), «si bien los datos no son estrictamente comparables». 
empleo. La provincia comenzó el año, tras una «ligera recuperación del empleo» a lo largo del pasado año, con una reducción del 3% del número de ocupados con respecto al cuarto trimestre de 2019, según datos de la EPA. Antes de que estallara la crisis sanitaria, la provincia registraba un incremento del empleo (1,5%), con una tasa de paro del 12,6% y una  evolución del número de afiliados a la Seguridad Social que evidenciaba «un práctico mantenimiento, en términos interanuales, del número de afiliados.
«Sin embargo, los datos más recientes de afiliación al segundo trimestre del año reflejan un descenso del 2,5% respecto al trimestre precedente (-4,7% respecto al segundo trimestre de 2019). En la comparativa de junio con el mes de abril se ha registrado, sin embargo, un mejor tono del empleo, con un incremento de la afiliación del 1,0%», explica Unicaja.
Por otro lado, el número de trabajadores en situación de ERTE de fuerza mayor, provocados por la Covid-19, a 30 de junio en la provincia se situó en 4.469 personas, en torno al 7% del total regional, «lo que supone una fuerte disminución respecto a finales de abril, cuando se registraron 10.295 personas en situación de ERTE de fuerza mayor, el 7,8% del total en Castilla y León».
Entre abril y junio, la media del número de trabajadores aumentó con intensidad en la construcción (6,8%), compensando en su totalidad la pérdida de afiliados que había experimentado entre febrero y abril (-4,7%). El comercio y la administración pública son las otras secciones que registraron un mejor tono entre junio y abril.
Licitación pública y vivienda. En este contexto, el informe Situación económica y perspectivas de las provincias de Castilla y León llama la atención sobre cómo «algunos indicadores adelantados del sector de la construcción, como la licitación pública, han seguido mostrando un comportamiento muy positivo en los cinco primeros meses en la provincia».
De hecho, Palencia es de toda Castilla y León, la que cuenta con el mayor importe licitado, el 17,9% del total. La inversión en obra civil representa el 87,3% del total, asociada fundamentalmente a la construcción del tren de alta velocidad (AVE).
Respecto al subsector residencial, y más concretamente la demanda inmobiliaria, las compraventas de viviendas hasta mayo de 2020 se redujeron un 29,1%, con una mayor caída, en términos absolutos, en viviendas usadas, que representan el 87,9% del total, según refleja Unicaja. 
Las hipotecas para vivienda también bajaron en la provincia un 12,5%, al contrario que en el conjunto regional, siendo una de las pocas provincias en las que disminuye el importe suscrito hasta abril, en un contexto de reducción de los precios de la vivienda libre, con una caída interanual en el primer trimestre del 4,6% en Palencia, la más elevada de Castilla y León, situándose los precios por metro cuadrado en 956,1 y 1.036,7 euros, respectivamente.
Las estimaciones realizadas por Unicaja Banco apuntan a un fuerte descenso de la actividad económica de las provincias de Castilla y León para 2020. De acuerdo con dichas estimaciones, en el escenario más favorable, las caídas de la actividad en 2020 en las provincias de Castilla y León podrían oscilar entre el 7,9% de Ávila y el 10,3% de Burgos. Por encima de esta última se situaría Palencia. 
En la situación más desfavorable, los descensos podrían variar entre el 11,5% de Segovia y el 12,8% de Burgos. En definitiva, un escenario complicado que anuncia tiempos difíciles para el desarrollo económico de Palencia, y, por extensión, de toda Castilla y León, según concluye el informe de Unicaja.

La caída en la venta de automóviles reduce 300M€ la balanza comercial
Otro indicador de la economía de la provincia que analiza Unicaja Banco en el último número de su informe Situación económica y perspectivas de las provincias de Castilla y León, son las relaciones comerciales con el exterior, que también mostraron un menor dinamismo durante los cuatro primeros meses del año, con una marcada reducción tanto del valor de las exportaciones como de las importaciones, disminuyéndose el saldo de la balanza comercial de 771,6 a 475,3 millones de euros. 
La caída de las ventas se asocia, fundamentalmente, con una menor comercialización de vehículos automóviles y tractores, en consonancia con las dificultades provocadas por el coronavirus a nivel mundial.
Por su parte, la demanda interna ha mostrado «un perfil desfavorable», con datos como una merma en la matriculación de turismos hasta mayo del 40,4%.
Los analistas de la entidad bancaria llaman la atención sobre el hecho de que esta sea «la cuarta caída anual consecutiva», y que se suma a otros indicadores como que la reducción de la matriculación en vehículos de carga sea también superior al 40%. 
La incidencia de la crisis sanitaria ha sido distintas entre los sectores, viéndose más afectadas las actividades industriales, cuyas exportaciones de productos tienen un alto peso en algunas provincias como es el caso de Palencia y Valladolid (sector del automóvil). 
Por el contrario, el mayor peso del sector agroalimentario en la provincia ha amortiguado la caída de la demanda externa.
En lo relativo a la dinámica empresarial, en la provincia se han creado 38 sociedades mercantiles hasta mayo, cifra inferior a la del mismo período de 2019, cuando se contabilizaron 59. También se ha registrado una reducción en el importe suscrito por estas sociedades, que pasa de 2,2 a 1,6 millones de euros. 
«Por el contrario, el número de sociedades disueltas ha mostrado una mejor trayectoria, por lo que el índice de rotación, que mide el cociente entre sociedades disueltas y creadas, ha disminuido 8,7 puntos, hasta situarse en el 42,1% frente al 45% de Castilla y León.
A nivel provincial, esta ratio ha disminuido en Palencia, Soria, Segovia y Zamora, en tanto que en el resto se ha incrementado. En el promedio enero-mayo, este índice queda comprendido entre el 22,6% de Soria y el 77,3% de Burgos.
En lo referente al sector turístico, la actividad hotelera se paralizó tras declararse el estado de alarma, y ante la no significación de los datos o la nula actividad de los establecimientos hoteleros, el INE no ha proporcionado datos a nivel provincial entre marzo y mayo.