scorecardresearch

800 años de orgullo

SPC
-

Una concentración en la plaza de la Catedral, una misa solemne y la Patrulla Águila del Ejército del Aire celebran el aniversario de la Seo

Gigantes y cabezudos ante la Catedral de Burgos, mientras la Patrulla Águila pasa por encima. - Foto: Ricardo Ordóñez ICAL

Centenares de personas salieron ayer a la calle para arropar a la Catedral de Burgos en la celebración del 800 aniversario de la colocación de la primera piedra del templo. Una amplia programación de actividades religiosas y populares en torno a la Seo conmemoraron este 20 de julio de 2021 el origen de este patrimonio de la Humanidad del que todos los burgaleses afirman estar «orgullosos».

«La Catedral se ha convertido en el sueño de millones de personas. Es más que un templo, más que un patrimonio de la Humanidad. Es el proyecto común de toda una ciudad a lo largo de su historia», subrayó el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, durante el acto central de esta jornada. El primer edil aseguró que este templo gótico es un «orgullo» para todos los ciudadanos de Burgos, que presumen de ella como un «referente». En este punto quiso poner en valor la ciudad, a la que definió como «hospitalaria, acogedora, amable, integradora, solidaria, honesta, llena de pasado pero también de presente y futuro».

Asimismo, recordó a la ciudadanía burgalesa que el virus de la covid-19 sigue circulando, por lo que es preciso mantener las medidas sanitarias establecidas, y lamentó que la situación actual por el alto número de casos haya impedido la celebración de actos más masivos.

Las autoridades, encabezadas por Fernández Mañueco, en la misa.Las autoridades, encabezadas por Fernández Mañueco, en la misa. - Foto: CESAR MANSOPor su parte, el presidente en funciones de la Diputación Provincial, Lorenzo Rodríguez, quiso poner en valor el trabajo de los artesanos y oficios de la provincia que ayudaron hace siglos a la construcción de esta Catedral, recordando que la piedra de la misma procede de Hontoria de la Cantera. 

Una jornada festiva

La jornada comenzó a las 9.30 horas con 150 dulzaineros de 27 agrupaciones de once provincias, que recorrieron la ciudad en un pasacalles. A ellos se unieron las parroquias de la diócesis de Burgos, con un repique de campanas que sonó en toda la provincia. Poco después tuvo lugar la procesión religiosa con estandartes y cruces de los arciprestazgos, así como los pendones de las localidades de Cardeñadijo, Cardeñajimeno, Castrillo del Val, Mozoncillo de Juarros, Cueva de Juarros, Santa Cruz de Juarros, Arlanzón, San Juan de Ortega, Cerratón de Juarros, Zalduendo y San Medel. 

A las once, con las salvas de honor disparadas desde el castillo de Burgos por el Regimiento de Artillería de Campaña número 11, comenzó puntualmente la eucaristía. Esta misa solemne, oficiada en el altar mayor del templo, estuvo presidida por el arzobispo de Burgos, Mario Iceta, ataviado con mitra y báculo. La Orquesta Sinfónica de Burgos y el Orfeón Burgalés acompañaron la celebración, con la interpretación del himno del Jubileo, compuesto por Pedro Mª de la Iglesia, y obras de Bach, Haendel o Bizet.

La Federación Coral y la Escolanía Pueri Cantores, durante el himno.La Federación Coral y la Escolanía Pueri Cantores, durante el himno. - Foto: Ricardo Ordóñez ICALDurante la misa, el arzobispo recordó que un día como hoy de 1221 comenzaba la edificación de este templo, «como manifestación de la fe en Dios por parte de la comunidad cristiana». Por su parte, el arzobispo emérito de Burgos, Fidel Herráez, presente durante la liturgia, tuvo un recuerdo con todos aquellos que «construyeron el templo y le dieron continuidad a lo largo de estos ocho siglos».

Mientras en el interior de la Seo se llevaba a cabo la misa solemne, la plaza del Rey San Fernando recibió a las fuerzas militares, entre las que se incluía una escuadra de gastadores y una sección de la Guardia Real, entre otros, así como a las peñas y el folclore burgalés. Bajo el calor de julio, todos los grupos se colocaron a los pies de la Catedral, junto a representantes de la economía, las asociaciones y el deporte burgalés, entre otros, así como danzantes y coralistas, según informa Ical.

Sobre las 12.45 horas, y tras finalizar la misa, la Patrulla Águila realizó su primera pasada por encima de la Catedral, deleitando al público con el sonido de sus reactores y su estela de colores con la bandera de España. Los gigantillos, gigantones y danzantes realizaron un baile a los pies del templo, aunque también hubo un hueco para la poesía. El secretario del Cabildo Metropolitano, Pablo González Cámara escribió un poema que fue recitado por un niño, minutos antes de las intervenciones de las autoridades.

150 dulzaineros y danzantes interpretaron una jota burgalesa.150 dulzaineros y danzantes interpretaron una jota burgalesa. - Foto: Ricardo Ordóñez ICALComo colofón, 80 componentes de la Federación Coral Burgalesa y diez niños de la Escolanía Pueri Cantores interpretaron el himno a Burgos desde las escaleras del Sarmental, guiados por el ritmo de la Unidad de Música de la División San Marcial.

Autoridades y  políticos de todos los colores

Los actos conmemorativos del 800 aniversario de la colocación de la primera piedra de la Catedral congregaron a autoridades nacionales, autonómicas y locales.

La programación, adaptada a las restricciones de la autoridad sanitaria, se ha desarrollado en la plaza del Rey San Fernando tras una celebración litúrgica en el interior de la Seo, presidida por el arzobispo Mario Iceta, quien ha asegurado que tras siete meses y medio en el cargo, ya se siente un burgalés más.

Entre las autoridades se encontraba el presidente del Senado, Ander Gil; el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; el presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes; el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa; el general jefe de la División San Marcial, Juan Carlos González; el consejero de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Ángel Ibáñez; el presidente en funciones de la Diputación Provincial, Lorenzo Rodríguez; los diputados nacionales y senadores Esther Peña, Sandra Moneo, Jaime Mateu, Agustín Zamarrón, Javier Lacalle, Cristina Ayala y Mar Arnaiz; el viceconsejero de Cultura de la Junta de Castilla y León, Raúl Fernández Sobrino; o el obispo emérito de Burgos, Fidel Herráez.

El calor de la jornada provocó que agentes de Policía y voluntarios de Protección Civil desplegados en la zona tuvieran que intervenir para asistir a varias personas que sufrieron desvanecimientos.