scorecardresearch

Exportaciones y digitalización, prioridades de Conrado Merino

J. Benito Iglesias
-

Su única candidatura en la Cámara de Comercio presentada y respaldada por mayoría le permite trabajar cuatro años más hasta sumar ocho y afrontar la obra de remodelación de la sede de la entidad

Exportaciones y digitalización, prioridades de Conrado Merino - Foto: Brágimo (ICAL)

Conrado Merino, tal y como se esperaba al encabezar la única candidatura presentada, inició ayer su segundo mandato como presidente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios. El Comité Ejecutivo, cuyos seis integrantes repetirán en sus puestos, obtuvo el respaldo mayoritario de los 12 vocales restantes que conforman el pleno de la entidad en representación de los diferentes grupos representativos de los sectores de Industria, Construcción, Comercio, Hostelería, Transportes y Servicios, elegidos con anterioridad

El empresario palentino Conrado Merino, fundador de Viveros Merimar, afrontará cuatro años más al frente de la entidad cameral tras ser elegido por primera vez el 26 de septiembre de 2018 en sustitución del malogrado Vicente Villagrá, quien ocupó este cargo durante 21 años. Junto a Merino continuarán en el Comité Ejecutivo Santiago Tejedor (1º vicepresidente); Raúl Rodríguez (2º vicepresidente); Raúl Primo (tesorero); Isaac de Prado (vocal y tesorero suplente) y José Ignacio Carrasco (vocal).

«Estamos satisfechos de haber sido elegidos para un nuevo mandato. El papel de la Cámara es estar con los empresarios. Si antes apostamos por el tema de la formación para el empleo e incorporar jóvenes, a esta prioridad se suma ahora con fuerza la internacionalización para que nuestras empresas adquieran una mayor conciencia de la necesidad de exportar y, aunque se van echando raíces en algunos países, hay que aumentar las ventas en el exterior», dijo.

Exportaciones y digitalización, prioridades de Conrado MerinoExportaciones y digitalización, prioridades de Conrado Merino - Foto: Brágimo (ICAL)En su opinión, se deben proyectar y lanzar mejor todo tipo de productos y manufacturas de la provincia al mercado exterior y perder el miedo, ya que hay sectores que cuentan con una alta calidad. También recalcó la importancia de la formación dual para que las empresas encuentren los trabajadores que necesitan, dado que muchas carecen de mano de obra especializada y adecuada a su producción.

A ello, el dirigente cameral añadió la necesidad imperiosa de renovar la sede cameral para afrontar nuevos proyectos y visibilizar todo lo que se puede ofrecer. «A mediados de julio empezarán las obras y no solo será una reforma física sino integral. Queremos actuar de forma más dinámica y abierta, donde lo tecnológico y lo digital serán los pilares. En esta línea transmitiremos a nuestros asociados todos los conocimientos precisos al respecto a través de gente muy preparada, lo que posibilitará una mayor competitividad para los negocios que se estén llevando a cabo», tal y como desgranó.

La Cámara de Comercio licitó las obras por segunda vez, al no concurrir nadie al primer concurso de contratación, y en esta ocasión hubo dos  empresas interesadas. Se negoció un aumento en el precio de los trabajos a realizar dada la constante subida de las materias primas y el plazo de ejecución de los trabajos por parte de la compañía elegida es de seis meses. Mientras dure la reforma de la sede cameral en la plaza de Pío XX, la infaestructura administrativa y el personal prestarán sus servicios en el vivero de empresas que la entidad posee en un amplio local de la avenida de Santander.

Exportaciones y digitalización, prioridades de Conrado MerinoExportaciones y digitalización, prioridades de Conrado Merino - Foto: Brágimo (ICAL)«Nuestra sede tiene ya muchos años y carecemos de bastantes cosas. Luego está el alto coste energético y los sistemas de calefacción, que son obsoletos. Otro objetivo se centra en lograr que se nos vea y se nos conozca mucho mejor. Parecemos un edificio cerrado dentro de un portal y la reforma se hará desde abajo, desapareciendo el amplio salón de actos. Aquí se creará un espacio de trabajo para desarrollar nuevas tecnologías con un coworking digital que se podrá ver desde el exterior y se convertirá en un espacio totalmente abierto a los ciudadanos y las iniciativas emprendedoras. A la gente aún le cuesta mucho acceder a la Cámara y preguntar qué servicios podemos ofrecer», enfatizó Conrado Merino.

En ese sentido,  concretó que poco a poco la entidad que preside va consiguiendo un papel importante en el devenir de las empresas de la capital y provincia. «Algo haremos bien cuando a lo largo de nuestro primer mandato hemos duplicado la plantilla, pasando de cinco a diez personas», afirmó.

RELACIONES INSTITUCIONALES. Respecto a las relaciones con las  distintas administraciones a nivel local, provincial, autonómico y central, consideró que se trabaja para alcanzar acuerdos y puntos de encuentro que ayuden a mejorar las posición de las empresas. «A veces tenemos que parar los golpes para que esto no se convierta en una lucha entre el empresario y el técnico que tiene que autorizar una obra o un permiso de cualquier otro tipo. En una próxima reunión con el alcalde, Mario Simón, creemos que se van a poder solucionar, tras un contacto anterior, algunos aspectos relacionados con los trámites urbanísticos. Todo es bueno para la ciudad, y no solo para poner en marcha un nuevo negocio, sino en el ámbito social para llevar a cabo una reforma de un inmueble o cualquier obra.No es que los funcionarios no estén actuando, sino que es preciso interpretar  mejor las normas y acortar plazos en beneficio de todos», aseveró.

A juicio de Conrado Merino, el mundo de la empresa no pasa por su mejor momento tras una difícil situación derivada de los aún persistentes efectos nocivos de la pandemia, junto a otro contratiem`po sobrevenido tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia y sus nefastas consecuencias económicas. «Lo estamos pasando muy mal y lo que se nos viene encima con la inflación será aún peor. No solo se trata de la guerra y el covid, dado que los costes de la energía, los combustibles y las materias primas empiezan a ser inasumibles y se están comiendo los beneficios de muchas empresas», lamentó.

Entre las reivindicaciones de los empresarios palentinos se mantienen algunas históricas en materia de infraestructuras como la autovía entre Palencia y Benavente (A-65) o el tercer carril en la A-62 entre Valladolid y Palencia.

Por lo demás, la finalidad de la Cámara de Comercio e Industria se pueden resumir en la búsqueda de dos metas. Por un lado, el desarrollo de una estrategia que cumpla con los intereses comunes de las empresas y profesionales de su ámbito de influencia. Por otro, poner en marcha productos o servicios que permitan mejorar la calidad de vida de la comunidad.

Las líneas de actuación de las Cámaras de Comercio de España se dibuja con la elaboración de un plan de acción, cuya finalidad es mejorar la calidad de vida en la región, incitando a la llegada de nuevos miembros a la comunidad que contribuyan a aumentar el gasto y la demanda de nuevos servicios y, así, fomentar todavía más el desarrollo económico y social. 

Actualmente, la entidad cameral pone a disposición de empresas y emprendedores una ventanilla única de tramitación y las herramientas necesarias para adaptarse a los nuevos tiempos, en los que es básica la transformación digital. Y, por último, ofrece el soporte necesario para desarrollar proyectos a nivel local, pero también cuenta con programas de ayuda y asesoramiento para aquellas empresas que inician su internacionalización.

«Con parches para bajar la inflación caerá el consumo, habrá despidos y algunas empresas cerrarán»

Conrado Merino consideró en su toma de posesión que hay que tomar medidas efectivas para generar actividades empresariales y se frene el alza de los precios que lastra en gran medida la consolidación del repunte económico iniciado en 2018 y perjudicado por la pandemia. «Todo apunta a que en septiembre los costes energéticos y otros gastos no se puedan asumir y el consumo caiga. Habrá empresas que tendrán que prescindir de empleados y algunas desgraciadamente tendrán que cerrar. Poniendo parches como se está haciendo para frenar la inflación no es suficiente», señaló.

En está línea, incidió en que actualmente poner en marcha un negocio «es jugarse los cuartos sin saber si funcionará y los empresarios quieren ganar dinero y también los trabajadores». «Quiero pensar que nadie se conforme con tener un subsidio y vivir de él, sino tener un puesto de trabajo con un sueldo digno, afrontar sus necesidades y adquirir una casa o un vehículo. Los que está claro es que los empresarios son los que crean empleo y riqueza y, si no se les presta apoyo y se está a su lado, no se pondrán en marcha nuevos proyectos empresariales», arguyó.

Conrado Merino recordó que actualmente los procesos concursales están paralizados. «Varias empresas se han sujetado pero a partir de septiembre, cuando se puedan retomar, veo complicado que no haya empresas que cesen su actividad», auguró.

Sobre la necesidad de hacer la capital más atractiva y que se disponga de suelo industrial suficiente, opinó que se están haciendo cosas. «Siempre queremos suelo en zona urbana y lo hay cerca en la provincia, pero ahí es más difícil que las empresas se trasladen. De todas formas, se está intentanto en la capital ampliar el terreno del polígono industrial de Nuestra Señora de los Ángeles que está cerca del Punto Limpio», expuso.

voluntad institucional. El máximo dirigente de la entidad cameral ahondó en la necesidad de frenar la burocracia institucional y los trámites que permitan la llegada de empresas. «Pienso que hay voluntad en las distintas administraciones, pero debe minimizarse en los posible el interminable papeleo y las gestiones precisas, lo que provoca que muchos proyectos se queden en el camino o decidan asentarse en otras ciudades o provincias. Quizás se ha querido evitar irresponsabilidades y mangoneos del pasado y por eso se pide un sinfín de trámites.Luego se ha digitalizado todo el proceso y negocios que podrían acceder a contratos administrativos pequeños desisten.Nos ofrecemos a las administraciones para ayudar en los trámites a pymes y que estos trabajos se hagan aquí  y no se contrate a empresas de fuera», concluyó.