Mañueco a Clemente: "En el PP nadie es imprescindible"

SPC
-
AlfonsoFernández Mañueco, rodeado de periodistas, enSalamanca - Foto: Ical

El presidente regional de los 'populares' resta importancia a una «decisión personal» y asegura que «es ella la que tiene que dar las explicaciones»

El presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, respondió a última hora de la tarde a la dimisión de la presidenta de las Cortes autonómica, Silvia Clemente, entre fuertes críticas hacia él, y aseguró que «nadie es imprescindible» y que el partido «supera a muchas personas». En declaraciones a los periodistas, Fernández Mañueco, candidato del PP a la presidencia de la Junta, consideró como algo «personal» la dimisión de la ya expresidenta de las Cortes de Castilla y León, quien además se ha dado de baja del partido. «Es una decisión que hay que respetar y es ella quien tiene que dar las explicaciones estrictamente personales», apostilló Fernández Mañueco, quien no dudó en insistir en las «bases sólidas» del proyecto del PP asentadas sobre los afiliados y «las personas que se incorporan».
El dirigente popular insistió en que en el proyecto «hay muchísimas personas» y que no es el de una o el de dos, sino el de «centenares de miles de personas en nuestra comunidad autónoma». También reiteró que en esa propuesta «todo el mundo tiene un espacio para trabajar desinteresadamente, con generosidad y también es un proyecto de libertad».
En clara alusión a Clemente aunque sin mencionarla, Fernández Mañueco sostuvo que todas las personas que quieran «pueden dar un paso al lado y bajarse de este proyecto sólido», del que dijo sin dudarlo que será «el ganador, el de Gobierno y el de servicio a la gente, siempre con lealtad a España y defendiendo la igualdad de los españoles».
En todo caso, insistió en que será ella la que dé explicaciones y que el tiempo «determinará qué es lo que ha podido decidir». Preguntado sobre la oportunidad en el tiempo de la dimisión de Clemente, Fernández Mañueco afirmó que él no elige las circunstancias, sino que las afronta, al tiempo que trasladó «un mensaje de serenidad, de tranquilidad en todos los sentidos».
Finalmente, hizo hincapié en que el proyecto de esta formación política, «del que se ha querido bajar Silvia Clemente» es «muy grande, supera a muchas personas y nadie es imprescindible continúa con fuerza, con ánimo de victoria, de ilusión y de ganar». 
Al hilo de la situación vivida en las filas de los populares autonómicos, la Dirección nacional del PP, que dirige Pablo Casado, evitó hacer declaraciones sobre el asunto y se remitió a lo expresado por la formación en Castilla y León.