scorecardresearch

Cuatro soletes locales

Ismael Martín
-

La Guía Repsol presenta una lista con más de 250 chiringuitos, terrazas y heladerías repartidos en las 50 provincias de España. Se caracterizan por ser establecimientos peculiares, amables y familiares

Cuatro soletes locales - Foto: Óscar Navarro

Guía Repsol presentó ayer, por primera vez de forma presencial, la nueva edición de soletes de verano, sitios auténticos y asequibles en los que estar tan contento cuando vas de vacaciones, y lugares de referencia del público local, que no suelen salir en los listados habituales. La provincia palentina incorpora en la lista cuatro establecimientos: El Obispo, de la capital; Bar Central, de Astudillo; El Lagar de San Hipólito, de Támara de Campos, y Bodega Mirador de Campos, de Autilla del Pino.

En Guía Repsol se puede encontrar un listado que supera los 250 establecimientos, repartidos en las 50 provincias de España. Chiringuitos en la playa, terrazas frente al mar o en mitad del bosque y rincones donde el calor de la ciudad da un respiro han sido el objetivo del equipo de expertos. Sin olvidar las heladerías, míticas o innovadoras, con mil sabores o escondidas, que han llegado a sumar más de 60. Estas novedades, junto a los Soletes acumulados de anteriores ediciones, suman ya cerca de 2.500 establecimientos. 

En esta edición, el equipo de expertos de Guía Repsol, repartido por todo el territorio, se ha centrado exclusivamente en esos sitios a los que apetece ir en verano, lugares con años de historia que solo conocen unos pocos o nuevas aperturas que esta temporada tiene revolucionados a los locales de cada zona. De esta forma, vuelve a apostar por esos lugares cercanos y apetecibles que habría que recomendar a un amigo y que forman parte del día a día de cada persona. El éxito de las tres ediciones anteriores confirma el interés de los lectores por los sitios asequibles y con encanto, donde de verdad poder empaparse del ambiente de la zona. Barras, casas de comidas, vinotecas, cocina rápida de calidad y cafeterías conforman el resto de categorías en las que están clasificados los establecimientos con Solete, con la idea de que los lectores tengan una referencia para cada momento del día sin tener que ponerse a buscar.

María Ritter, directora de Guía Repsol, explicó, durante el acto de presentación en  la isla de Ibiza, que percibe con optimismo «la fantástica temporada que está viviendo este verano el sector de la hostelería, tan golpeado por la pandemia, y las ganas de los viajeros por exprimir el momento, que tanto está incentivando la gastronomía».

Otras ediciones. Tras el primer listado de Soletes, centrado en establecimientos ideales para el verano, se publicó otra gran entrega en otoño del año pasado, esta vez centrada en lugares cotidianos para comer un buen menú del día durante una jornada de trabajo, un reconfortante plato de cuchara, o irse de cañas. En Semana Santa llegaron los Soletes de Carretera, con paradas agradables donde descansar del viaje y picar algo rico. Ahora se estrena el primer listado monográfico, de terrazas y heladerías para que los lectores de Guía Repsol se lo lleven de vacaciones.

Como en anteriores ediciones, el diseño del Solete lleva la firma de Luis Úrculo. Se ha querido continuar la misma línea gráfica, que se relaciona rápidamente con Guía Repsol, pero adaptándola al carácter de la nueva calificación: amable, cercano y universal. La imagen del Solete cuenta con dos particularidades: el contorno difuminado y la sonrisa, el objetivo que se pretende en el cliente.