scorecardresearch

Renovación con el deber cumplido

Agencias
-

El carné por puntos, vigente desde 2006, se actualiza hoy con algunos retos superados, como la reducción de un 70% de víctimas mortales, pero con la mirada puesta en los nuevos tiempos

El carné por puntos se renueva. Después de casi 16 años en vigor también le toca pasar por el taller para actualizarse y adaptarse a los tiempos actuales, con el protagonismo cada vez mayor en nuestro día a día de los teléfonos y dispositivos móviles. 

Hoy entra en vigor la nueva Ley de Tráfico que, entre otras medidas, revisa las infracciones al volante que conllevan pérdida de puntos. El objetivo es poner al día esta herramienta para que siga siendo efectiva después de que desde su puesta en marcha, en 2006, las víctimas hayan disminuido casi un 70 por ciento. Aunque esta reducción de la siniestralidad no se puede achacar exclusivamente al permiso por puntos, lo cierto es en tres lustros se ha pasado de más de 4.400 fallecidos en vías interurbanas y urbanas a alrededor de 1.300. Los puntos perdidos por los conductores también han ido experimentado un aumento gradual hasta llegar a los más de 59 millones en 2021. 

La implantación del carné por puntos, el 1 de julio de 2006, supuso un antes y un después en la seguridad vial en España. El artífice fue Pere Navarro, director general de Tráfico, y quien, desde el mismo cargo, ha impulsado la actual reforma. Se partió entonces de unas cifras que hoy serían impensables: 4.442 víctimas mortales por accidentes de tráfico en 2005. 

Renovación con el deber cumplidoRenovación con el deber cumplidoHoy entran en vigor los cambios introducidos en la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, una reforma que elimina el margen de 20 kilómetros hora adicionales para realizar adelantamientos a otros vehículos en las carreteras convencionales. La DGT se ha dado un plazo de un año para analizar la eliminación de este margen, una medida que ha generado polémica.

Además, la reforma aprobada el pasado diciembre no incrementa las sanciones a los infractores. «No se han aumentado las cuantías económicas de las sanciones de tráfico, hubo un debate y nos pareció que no estaban estos tiempos para aumentar las multas», aclaraba Navarro.

Seis puntos por el móvil

Otra de las novedades que incluye esta reforma normativa destaca la penalización con seis puntos conducir sujetando el móvil con la mano; con cuatro no utilizar el cinturón de seguridad, sistemas de retención infantil (sillitas infantiles), casco y otros elementos de protección; así como se establece la obligatoriedad del casco para los usuarios de vehículos de movilidad personal, como los patinetes.

La nueva ley también sustituye la infracción grave consistente en «utilizar» mecanismos de detección de radares o cinemómetros por el mero hecho de «llevar en el vehículo» esos dispositivos. 

También se hace obligatorio, en vías con más de un carril por sentido, cambiar de carril cuando se proceda a adelantar a ciclistas o ciclomotores. Además, se aumenta de cuatro a seis los puntos a detraer cuando se adelanta poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas sin dejar la separación mínima obligatoria de 1,5 metros.

A partir de ahora, se fija en dos años sin cometer infracciones el plazo que tiene que transcurrir para que un conductor pueda recuperar su saldo inicial de puntos.