scorecardresearch

"Las personas que poseen la información tienen el poder"

Juana Samanes
-

Natural. Aunque los años le han hecho cauta en las entrevistas resulta muy humilde y natural en sus respuestas con periodistas interesados en su trabajo

"Las personas que poseen la información tienen el poder"

Con registros igual de acertados tanto en la comedia como en el drama, la actriz María Botto, lleva desde los 25 años haciendo lo que más le gusta: actuar. Procedente de una familia de intérpretes muy conocida, durante este mes de marzo la veremos en dos papeles muy diferentes. En la comedia de acción Malnazidos, encarnando a una resolutiva monja y en el thriller Código emperador, que se estrena el próximo 18 de marzo. 

Su personaje de Charo, ¿es una periodista que busca la verdad o las exclusivas? ¿Cómo se lo explicaron?

La periodista no queda claro si busca la verdad para contarla o lo que quiere es hacer un reportaje que la lance a la fama. Lo más interesante puede ser que cada espectador pueda decidir si es honesta o si solo desea salvar su periódico. 

"Las personas que poseen la información tienen el poder"Su periodista, como ocurre en la vida real, se nutre de fuentes que le adentran en temas denunciables. Ese contexto supongo que le ha interesado.

Me fascinó cuando leí el guion porque me pareció que estaba escrito con inteligencia, muy bien documentado e hilando muy fino. Es decir, quien maneja la información tiene el poder porque maneja los tiempos. 

La relación que mantiene su personaje con el agente del servicio de inteligencia, interpretado por Luis Tosar, es de respeto, porque a un periodista solo se le convence con buena información. Yo lo veo muy real, pero no sé si así lo entenderá el público. ¿Cómo lo ve usted?

Es una relación de mucha confianza, pero también de cierta desconfianza, no saben en qué momento el otro los puede traicionar porque manejan información muy sensible. Charo, en un momento dado le dice, «me estás dando las migajas», hay un punto donde la periodista sabe que hay algo más grande que no se está contando.

¿Los actores sienten algo de desconfianza cuando les entrevistamos los periodistas?

Yo me he encontrado con periodistas magníficos que han elevado mis respuestas y me han hecho parecer más inteligente de lo que soy. Y, por el contrario, también me he topado con otros que fueron muy simpáticos en la entrevista y luego prácticamente se han inventado lo que he dicho y, de alguna manera, sí que uno se siente traicionado. 

Como espectadora, ¿Qué le gusta de la película Código Emperador?

A mí me recuerda los thrillers que hacía Sidney Lumet, así que salí muy feliz de la proyección porque me pareció muy entretenida, interesante y que planteaba temas serios. En esta ocasión, casi en lo que menos reparé es en cómo estaba yo en mi papel. 

Tras la pandemia, se estrenan varias películas donde ha trabajado. Esta misma semana llega Malnazidos, donde encarna a una monja, Sor Flor. ¿Le importa que coincidan varias películas en el cine donde interpreta papeles muy diferentes?

La pandemia nos ha afectado a todos. A mí me ayudó porque entendí que estábamos todos en la misma tormenta, aunque no en el mismo barco. Que había algo más importante que nosotros mismos que era el otro, e intentar ayudar sobre todos los problemas que ha generado. Esto lo he notado mucho en las entrevistas que han sido más relajadas, incluso, las que he tenido con los directores de la película americana Hustle

¿Le gusta trabajar fuera de España? ¿En qué se fija para que le merezca la pena, quizás en qué pagan más en el extranjero que aquí?

En las películas americanas, no se paga tanto como algunos se imaginan, pero la diferencia estriba en que en España, salvo dos o tres películas que saltan al resto del mundo, se quedan para consumo interno y las que haces en EEUU se estrenan mundialmente así que, a la larga, los beneficios profesionales son mucho mayores.

ARCHIVADO EN: Thriller, España