Vendaval morado en casa del Atlético Tordesillas

Área 11
-

El Palencia Cristo superó a los de Santi Sedano con goles de Miguel Blanco, Alvarito de penalti, Alberto Escarda y Charaf. Los de Rubén Gala no dieron opciones a los vallisoletanos y se quedaron los tres puntos (1-4)

Vendaval morado en casa del Atlético Tordesillas - Foto: Óscar Navarro

El Palencia Cristo Atlético logró una contundente victoria ante un Tordesillas que poco pudo hacer ante el vendaval palentino, que se mostró serio y contundente. El equipo morado, de esta forma, revierte la derrota de la semana pasada en La Balastera ante la Arandina.
Salió muy enchufado el conjunto palentino, mirando hacia adelante y buscando la portería contraria, con las líneas adelantadas y un fútbol rápido y profundo. Jordi Ferrer, que reaparecía, tuvo la primera y sólo un minuto después, llegaba el primero y no podía empezar mejor el partido para los palentinos. Porque a los seis minutos se adelantaban en el marcador después de un disparo desde fuera del área que se estrellaba en el larguero y se cuela en la portería defendida por Oli. Golazo de Miguel Blanco.
El gol afianzó al Palencia Cristo, que fue amo y señor del partido ante un rival apocado. Jugaba a placer el equipo palentino y pudo llegar el 0-2 con un remate de Alberto Escarda que se estrelló contra el palo.
Estaba lanzado el equipo visitante, apenas sin oposición para progresar y llegar con frecuencia al área vallisoletana, tanto por las bandas como jugando por dentro y en una de las acciones exteriores, el delantero Jordi Ferrer remató un centro en el área pequeña saliendo el balón fuera por muy poco.

 

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino