scorecardresearch

Junta y trabajadores apuestan por renegociar el futuro de Siro

J. Benito Iglesias
-

La compañía acepta reunirse hoy para desbloquear la situación con el Ejecutivo regional, Gobierno central, comités de empresa y alcaldes de Venta de Baños, Aguilar y Toro

Junta y trabajadores apuestan por renegociar el futuro de Siro - Foto: Rubén Cacho (Ical)

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró ayer que trabajará «hasta el último momento» para superar la crisis de Siro y afirmó que, a su juicio, «siempre hay una salida». Así lo señaló tras abandonar su despacho y acudir al hemiciclo a una votación durante el pleno, después de reunirse  en las Cortes con los alcaldes de Venta de Baños, Aguilar de Campoo y Toro, José María López, María José Ortega y Tomás del Bien y, con posterioridad, con los presidente de los comités de empresa de las tres localidades con plantas productivas, Mari Mar Rodríguez, Alfredo Alonso y María José de la Iglesia, respectivamente.

El jefe del Ejecutivo autonómico insistió en que «lo importante es trabajar con la empresa y los trabajadores» y expuso que las administraciones están «aquí para ayudar». «Es lo que hemos hecho siempre, lo que estamos haciendo ahora y lo que vamos a seguir haciendo los próximos días», resumió.

Pocas horas después de estos encuentros, Siro aceptó, a instancias de la Junta, un encuentro que se llevará a cabo hoy a cuatro bandas en Valladolid, a partir de las 17 horas, con la participación de la compañía, la Administración Autonómica y el Gobierno Central, Los comités de empresa de las plantas productivas de Castilla y León y los alcaldes de Venta de Baños, Aguilar de Campoo y Toro. 

En un comunicado interno, el CEO de la empresa agroalimentaria, Luis Ángel López, tras las reuniones que mantuvo durante la mañana de ayer Fernández Mañueco con las partes afectadas, explicó que «como continuación a estos encuentros la Junta nos ha convocado a una reunión y, en línea con la actitud negociadora que siempre hemos mantenido, la compañía asistirá con la voluntad de tratar de desbloquear la situación actual y en búsqueda de una solución urgente a la necesaria firma del Plan de Competitividad».

Antes, los regidores exigieron a Siro «transparencia» sobre el estado real de sus industrias en la comunidad y que se siente a negociar de nuevo con los trabajadores para encontrar una salida a su situación de crisis actual, al tiempo que escucharon el compromiso  de la Junta para trabajar con la empresa y los representantes sindicales para encontrar una solución para todas las plantas del grupo.

MEDIACIÓN DE LA JUNTA. El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, explicó tras las reuniones de ayer que intentará mediar para mantener encuentros donde estén todas las partes. «Existe voluntad de llegar a un acuerdo, por hacer un esfuerzo, que supone un acercamiento y algunas renuncias» por parte de los trabajadores, dijo. Además, insistió en que las administraciones estarán en los encuentros «impulsando y mediando» el acuerdo entre las partes. «Queremos que todo el mundo que pueda aportar algo esté y actuar porque la situación es crítica para la empresa, urge que sea pronto porque el plazo es breve y escaso», enfatizó.

Igualmente, afirmó que desde la Junta siguen manteniendo contactos porque el «plazo es breve» pero indicó que «sería suficiente si el acuerdo se produce y la voluntad de las partes confluye». Así, llamó a la responsabilidad de todas las partes y reclamó un «último esfuerzo»  para acordar un plan de futuro para que las plantas de Siro sean competitividas y sostengan el empleo. 

«El acuerdo esencial es entre empresa y trabajadores y en la medida en que la Junta pueda hacer algo, lo hará, para que sea posible el Plan de Competitividad, un paso decisivo para que la empresa tenga futuro y capacidad de crecimiento.   Se ha hecho un esfuerzo todo este tiempo para mantener distribuidores y hacer pagos a los acreedores y somos todos conscientes de que hace falta un acuerdo de competitividad», apuntó.

Por otra parte hoy, en el pleno del Ayuntamiento de Venta de Baños, el grupo municipal Iniciativa-Izquierda Unida presentará una moción para retirar la distinción de hijo adoptivo a Juan Manuel González Serna, presidente de Siro así como nombrarle persona non grata en el municipio.

«Hemos tomado esta decisión ya que Siro culpa a la plantilla de de su situación económica y por la última postura de la dirección de la empresa de dejar sin pagar las nóminas de mayo, con los problemas que ello genera en la economía de esas familias y del municipio en general», concretó.

«Salgo más tranquilo pero lasituación es muy delicada y existe premura en buscar una solución» 

José María López, alcalde de Venta de Baños, apeló a «mejorar el plan que hay sobre la mesa», porque «ha habido malos entendidos y la información entre empresa y comité no ha sido la adecuada», y por eso se votó a favor en Aguilar y en Venta de Baños y, en Toro, no.  «Los trabajadores son soberanos para decidir, pero se deben dar cuenta de que la situación es muy delicada y se debe solventar», dijo, y aclaró que el compromiso de Alfonso Fernández Mañueco es cooperar con la empresa y las centrales sindicales, analizar la problemática y ayudar. «Salgo algo más tranquilo de la reunión, pero no mucho, porque existe premura en encontrar una solución», aseveró.

«La empresa debe hablar con transparencia, se conciliadora y replantear las condiciones» 

María José Ortega, alcaldesa de Aguilar, repitió que la empresa «debe comunicar con transparencia y claridad desde un ámbito conciliador la situación» y «replantear las condiciones». Eso sí, consideró que que los comités de empresa deben «escuchar esas opciones y negociar para que el futuro no sea negro como ahora». Además, afirmó que desdeel Consistorio aguilarense siempre se mantuvo «un diálogo fluido» con el comité para ayudar y conocer de primera mano el problema y mediar, y la conclusión es que «hay que sentarse y dialogar». «La solución está siempre en el diálogo, renunciando ambas partes a algo para seguir hacia el futuro», dijo.