Acusados por matar a cuchillo a una jabalina y sus crías

Alberto Abascal
-

Los hechos ocurrieron el 6 de diciembre de 2017 en el paraje de Casavegas denominado Hontanillas, dentro de la reserva de Fuentes Carrionas · Los tres procesados utilizaron canes adiestrados y en la nieve

Acusados por matar a cuchillo a una jabalina y sus crías

Tres hombres identificados como A.G.O., de 38 años; A.C.C., de 48; y V.A.C.C., de 54 años, se sentarán hoy en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal acusados de un delito contra la fauna después de que supuestamente dieran muerte a cuchillo a una jabalina y, como mínimo, a dos de sus seis crías, utilizando perros adiestrados, en una nevada y sin contar sin autorización alguna, dentro de la reserva natural de Fuentes Carrionas, según indica el Ministerio Fiscal en su escrito provisional de acusación al que ha tenido acceso Diario Palentino. 
Por estos hechos, se enfrentan a una multa de 5.100 euros cada uno e inhabilitación  para el ejercicio de la caza o pesca por un tiempo de 5 años
Según la Fiscalía, los hechos que serán juzgados tuvieron lugar en el paraje de Hontanillas (Casavegas), entre las 17 y las 20 horas del día 6 de diciembre de 2017. Al parecer, los acusados se dedicaron, «de manera concertada y siendo conscientes de lo prohibido de su actividad, a la caza mayor de jabalíes utilizando perros adiestrados para dicha función.
Para llevar a cabo dicha actividad cinegética utilizaron la modalidad de caza denominada como ronda, realizándose de noche, con la única ayuda de varios perros y un cuchillo de caza. Según esta modalidad, uno de los perros marcaba a los jabalíes y los otros los agarraban. Una vez localizados y parados los jabalíes, los acusados les daban muerte con el cuchillo. De esta manera, los tres procesados se encontraron con una jabalina con seis crías, y dirigiendo a sus perros, lograron matar del citado modo, como mínimo, a una hembra de unos 60 kilogramos, a un jabalí bermejón de unos 20 kilogramos y a un tercer jabalí que fue introducido en un vehículo por parte de uno de los acusados.
Según el fiscal, los tres llevaron a cabo dicha actividad en una fecha en la que había una gran cantidad de nieve, en una zona catalogada como reserva regional de caza (Fuentes Carrionas), sin autorización alguna, y con un método de caza prohibido.