scorecardresearch

Nueve décadas de clases

César Ceinos
-

El colegio público El Otero de Guardo está de celebración

Nueve décadas de clases - Foto: DP

El colegio público El Otero de Guardo está de enhorabuena. A lo largo del curso académico 2021/2022 está celebrando sus noventa años de existencia con actividades conmemorativas especiales. Se trata de una cita irrepetible y los responsables del centro no han querido perder la ocasión de educar recordando las nueve décadas de historia que comenzaron en 1932.

Según explica su directora, Patricia Marcos, la programación del nonagésimo aniversario arrancó en septiembre con el anuncio de la efeméride y con la preparación a lo largo del primer trimestre de un vídeo especial de homenaje, que se proyectó durante las vacaciones de Navidad en el auditorio de la villa para que todas las familias del centro y el resto de vecinos pudieran disfrutar de él. «Lo llamamos Oteruelos Remember. Hicimos varias entrevistas a antiguos alumnos y profesores, repetimos actuaciones de hace veinte años y tuvo bastante éxito», comenta.

La celebración se trasladó durante el segundo trimestre a Radio Guardo. «Nos dedicamos a buscar personas que estudiaron en el centro y que tienen a día de hoy una profesión un poco distinta. A esta actividad la denominamos Ilustres Oteruelos», explica Marcos. Gracias a estas pesquisas, pudieron hablar con una científica que actualmente reside en Estados Unidos y con un empresario norteño que fundó una compañía de impresoras 3D en León. «Los niños prepararon las entrevistas e hicieron videollamadas con ellos»,  añade. 

El acto que pondrá el broche de oro a los 90 años tendrá lugar el 23 de junio, coincidiendo con el final de las clases. Será un festival que llevan planificando durante estos últimos meses y en el habrá actuaciones protagonizadas tanto por escolares como por docentes. «Los pequeños harán un baile de los años 30 del siglo XX; los de segundo de infantil, otro de la década de los cuarenta... y así correlativamente hasta la actualidad. De 2020 vamos a hacer una actuación los profesores. De esta forma abarcamos toda la historia del colegio», manifiesta. 

Además, en colaboración con las familias, el centro organizará el Oterolandia, una cita con cierta solera en el calendario festivo de este colegio, pero que este año estará vinculada a la celebración de las nueve décadas. «Habrá una exposición de fotografías antiguas, un intercambio de piedras pintadas por dibujos y una caseta con comida y bebida para que disfrutemos todos», explica. Por otro lado, de manera paralela, la dirección diseñó durante todo el curso otras acciones más pequeñas, «pero todas encaminadas a finalizar cada trimestre con una actividad más grande», asegura Marcos.

Hace 90 años, cuando El Otero dio sus primeros pasos, solo había dos clases, una para todos los niños y otra para todas las niñas. «Gente que estudió aquí nos comentó que era el único centro que existía en Guardo en aquel momento», expone Marcos. Ahora trabajan 18 docentes y están matriculados 112 alumnos, en su inmensa mayoría guardenses, que están repartidos por edades desde el primer curso de Educación Infantil (tres años) hasta el sexto nivel de Educación Primaria (once años). El edificio sigue siendo el mismo que el de 1932, pero ha ido adaptándose con el paso del tiempo para seguir cumpliendo con el objetivo inicial: educar a la infancia y a la juventud.