scorecardresearch

El CES apuesta por un campo que sea rentable

ICAL
-

El presidente Enrique Cabero incide en la importancia de contar con la modernización

El CES apuesta por un campo que sea rentable - Foto: Brágimo (ICAL)

El presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León (CES), Enrique Cabero, apostó ayer por un campo rentable para garantizar su sostenibilidad en una interrelación con el sector productivo para generar mayor actividad económica y aseguró que las líneas del nuevo plan agroalimentario que presentará en los próximos meses la Junta deben conjugar la digitalización, el relevo generacional y la fijación de población como apuesta económica y laboral.

Durante la celebración de la jornada El sector agroalimentario en Castilla y León, a debate, que tuvo lugar en la Escuela de Ingeniería Agraria de la UVa en Palencia, Cabero incidió en la necesidad de contar con la modernización a través de nuevas infraestructuras, donde «la digitalización y los regadíos se conviertan en una realidad permanente».

«Así se podrá aumentar la producción, al ser necesario ese incremento, así como un reforzamiento del cumplimiento de la cadena de valor, porque se estructura como un criterio básico para lograr esa rentabilidad», explicó.

Además, apuntó la importancia del relevo generacional y la captación de hombres y mujeres jóvenes que puedan trabajar en las actividades agrarias, lo que «reforzará el medio rural con carácter general y favorecerá la fijación de población en relación al reto demográfico».

Por último, puso en valor la interrelación entre el sector primario y productivo con el ámbito industrial, al ser una «comunicación de transformación con productos de mayor calidad y valor añadido, que se unen a una comercialización y distribución pertinentes». El presidente del CES subrayó que todo ello hará que este sector, que ya es protagonista como potencia en la Comunidad, pueda «crecer y realizar mayores aportaciones al PIB, al ámbito del empleo y a la creación de actividad económica».

INVASIÓN RUSA. Por lo demás, el Consejo Económico y Social (CES) advirtió sobre la dependencia del sector agroalimentario español de «consumos intermedios» procedentes de los países del Este de Europa, como los fertilizantes, abonos en el caso de la agricultura o los piensos en la ganadería y lo considera un punto «muy débil» de esta actividad en este momento, tras la invasión de Ucrania por parte del Ejército ruso.