Enfado y resignación en el Madrid confinado

Agencias
-

Las zonas afectadas convocan a sus más de 850.000 vecinos a protestar hoy en contra de las medidas que restringen su movilidad y para exigir «dignidad para el Sur» y más inversiones

Enfado y resignación en el Madrid confinado - Foto: FERNANDO VILLAR

Con una mezcla de enfado, escepticismo y resignación. Así afrontan los aproximadamente 850.000 habitantes de la Comunidad de Madrid que quedarán recluidos en sus barrios desde mañana, salvo para ir a trabajar o hacer otras actividades esenciales, las nuevas medidas impuestas por el Gobierno regional para frenar la expansión del coronavirus .
Un total de 37 áreas sanitarias, repartidas por seis distritos de la capital (Carabanchel, Ciudad Lineal, Puente de Vallecas, Usera, Villa de Vallecas y Villaverde) y otros siete municipios de la región (Alcobendas, Fuenlabrada, Getafe, Humanes de Madrid, Moraleja de Enmedio, Parla y San Sebastián de los Reyes), componen el mapa del Madrid confinado. 
Unos enclaves que, a través de la Federación de Asociaciones Vecinales de Madrid (Fravm), han impulsado en redes sociales la convocatoria para hoy de protestas «por la dignidad del Sur» y para reclamar más inversiones en sus distritos. La mayoría de las manifestaciones tendrán lugar a las 12,00 horas en los distritos de Villaverde Bajo, Villaverde Alto, Puente de Vallecas, Villa de Vallecas, Carabanchel Alto, Carabanchel Bajo, Arganzuela y Ciudad Lineal-San Blas. Aunque también al mediodía están convocadas marchas en Getafe, Parla y Fuenlabrada.
«Les falta ponernos la pulsera como a los judíos», protesta Victoria al salir de hacer la compra en el mercado de Vallecas. A esta vecina le parece «una barbaridad» que se «estigmatice de esta manera» a los distritos del sur, y culpa de la situación a la «nefasta» gestión de las instituciones.
Al descontento contribuye también el anuncio realizado ayer por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, que explicó que se harán controles aleatorios y de carácter disuasorio para verificar que se respetan las nuevas medidas de restricción de la movilidad .
Ruiz Escudero recalcó que la recomendación general es que los ciudadanos «estén en casa el mayor tiempo posible y solo se muevan por una necesidad esencial, trabajar, comprar, cuidar de un mayor o acudir al colegio» para poder frenar la transmisión del virus. Una enfermedad que se está cebando con Madrid, pero que también golpea con fuerza otras zonas de España como Andalucía, que ayer sumó 1.480 nuevos casos positivos confirmados por PCR, lo que supone la segunda mayor subida diaria en la segunda ola de la pandemia tras la alcanzada el pasado viernes, que fue de 1.617 nuevos contagios, mientras que registró otros 11 fallecimientos en las últimas 24 horas.
Castilla y León, otra de las más afectadas, notificó 1.075 casos más, con siete muertos y un total de 348 brotes activos.