La ordenanza nueva llevará el mercadillo a la calle Labrador

J. Benito Iglesias
-

El borrador que ultima el Ayuntamiento de Palencia para aprobarlo en un pleno a final de año incluirá una fórmula para regular el pago de la deuda de algunos de los puestos de venta ambulante

La ordenanza nueva llevará el mercadillo a la calle Labrador - Foto: Óscar Navarro

El Ayuntamiento está ultimando el borrador de una nueva ordenanza sobre mercadillos que modificaría la actual y se aprobaría a final de año en un pleno, donde se contemplará una nueva ubicación para el que se instala los martes en el Paseo de la Julia, que pasaría a situarse en la calle Labrador, en la zona que conduce desde la Avenida de Valladolid -con el inicio entre la Fábrica de Armas y el centro Lecrác- y finaliza en el paseo de La Julia. Además, en  la ordenanza figurará una convocatoria para ocupar este espacio con  los puestos que así lo deseen.
Así lo puso de manifiesto el edil de Desarrollo Económico, Urbano  Revilla, que reflejó que el Consistorio considera que el amplio espacio del que se dispone en la calle Labrador, con poco tránsito de vehículos, es el más adecuado para el mercadillo de los martes y así se lo han propuesto ya a los vendedores para que lo estudien «Las condiciones del paseo de La Julia han cambiado bastante, se han edificado muchas viviendas y es paso casi obligado hacia el hospital y más en las actuales circunstancias. También es una zona de salida de la ciudad por el parque Ribera Sur», dijo.
En ese sentido, precisó que la calle Labrador es más fácil para el control y la seguridad al no pasar apenas vehículos y ser una zona residencial. «Incluso cuenta con algún negocio hostelero cerca que puede beneficiarse por la gente que mueve el mercadillo. Además, se concentra mucha población por la  cercanía entre los barrios del Carmen, Campo de la Juventud, Santiago y Avenida de Madrid», sostuvo Urbano Revilla.
controlar la deuda. En cuanto a la ordenanza, explicó que «no cambiará mucho respecto a lo anterior salvo algunos matices», e indicó que se va a intentar regular el pago de las cuotas derivadas de la tasa que pagan los vendedores. «Hasta ahora se había acumulado una deuda alta y, aunque muchos no están al día del todo, una gran mayoría de los 170, que suman 105, la abonan ya con un poco fraccionado. Otros 20 parece que van dejar la actividad y quedarían 35 pendientes de pagar lo acumulado. No se trata de ponerles pegas pero tampoco se puede continuar con la situación prolongada de impago existente», dijo.
Para ello, los vendedores de los  puestos del mercadillo dispondrán de una tarjeta en la que la propia Policía Local podrá comprobar  sí están al día en el pago de la tasa de ocupación de espacio en el mercadillo. «Es algo que entendemos se antoja como muy necesario desde hace tiempo, ya que lo que no se puede permitir es que haya alguien que siga montando su puesto de venta ambulante cuando hace mucho tiempo que no está al corriente de pago. Es absurdo porque perjudica a sus propios compañeros y al resto de palentinos que abonan las tasas e impuestos que les corresponden», concluyó.