scorecardresearch

Huelga total de la plantilla de Unicaja por el ERE

J. Benito Iglesias
-

Los sindicatos Cesica, Suma+T CIC, CCOO y UGT rechazan de forma unánime las salidas forzadas y la movilidad geográfica

Huelga total de la plantilla de Unicaja por el ERE - Foto: Sara Muniosguren

La plantilla de 116 trabajadores de Unicaja Banco, de los cuales 33 se verían afectados por un recorte de plantilla, secundaron ayer la huelga convocada para protestar por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) tras la absorción de Liberbank, lo que obligó a que las 16 sucursales de la capital y provincia y  las 8 ventanillas desplazadas estuvieran fuera de servicio. A ello se sumó una concentración en las oficinas de la calle Mayor de la capital. La representación sindical trasladó a la entidad que las condiciones de partida propuestas son «inaceptables» y pueden abocar a un largo período de conflictividad que ya se está llevando a cabo con movilizaciones y huelgas.

Gema Cepeda, de CCOO, recordó que el grupo bancario ya ha afrontado ERES con anterioridad. «Fue con Caja Duero y Caja España perdiendo derechos laborales. Decimos no a este expediente y a más  a nuevos despidos y el cierre de 400 oficinas. En Palencia son 12 de 24 y no podemos condicionar nuestro futuro mientras haya sillones agradecidos de gente que sigue cobrando a costa del esfuerzo y sacrificio de los trababajadores», criticó.

Roberto Díez, de UGT, puntualizó que el ERE dejará inactivos la mitad de puntos de atención al público y esta situación debe evitarse a toda costa. «La merma en la calidad del servicio será enorme y hablamos también de la exclusión financiera en una zona como la nuestra, especialmente castigada por la despoblación. Todos los sindicatos vamos a una y la empresa no se mueve de los recortes planteados», manifestó.

Virgilio Nieto, delegado de la coalición sindical Sumate+T CIC, se mostró contundente ante la gestión de la entidad en los últimos años. «Hubo pérdidas de beneficios acumulados y Ertes y ERES muy agresivos y cedimos para continuar con el proyecto de empresa. Pero ahora, cuando el beneficio en Unicaja es histórico con más de 1.400 millones y que supera en un 40% al de los nueve primeros meses de 2020,  las condiciones de recortes que nos plantean son salvajes y muy por debajo de  media de lo que se ha firmado en el sector bancario», enfatizó.

Aurelio Crespo, de Cesica, puso de manifiesto que «cualquier pérdida de empleo redunda en una menor atención a los clientes, lo que preocupa mucho en una provincia muy dispersa, donde para tener servicio habrá que realizar desplazamientos muchos más largos con el agravante de la climatología».

Unicaja Banco ha ofrecido prejubilaciones para los trabajadores de entre 57 y 63 años, con hasta el 52% del salario a quienes se adhieran al proceso de ajuste, que acometerá la entidad tras la absorción de Liberbank y del que ha excluido a los empleados de entre 50 y 56 años.

El despido colectivo afectará a 1.513 empleados -400  en Castilla y León- de los que 1.005 pertenecen a la red de oficinas y 508 a servicios centrales. En el ajuste primará la voluntariedad, aunque de no ser suficiente se usará el criterio del desempeño laboral. Unicaja  ha propuesto que  a los mayores de 63 años se les indemnice con  20 días de salario por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades, y que los menores de 50 años reciban un pago de 26 días de salario por año trabajado, hasta 18 mensualidades.