scorecardresearch

Patrimonio pide ahora paralizar el desmontaje de térmicas

Rubén Abad
-

El Consejo Español acuerda por unanimidad trasladar al Gobierno la propuesta de la Junta de frenar el desmantelamiento de algunas centrales para conservarlas como parte del legado histórico

Patrimonio pide ahora paralizar el desmontaje de térmicas - Foto: Óscar Navarro

El director general de Patrimonio, Gumersindo Bueno, presentó en el Consejo de Patrimonio Histórico Español la propuesta de la Junta de Castilla y León para que el Gobierno de España paralice el desmantelamiento de algunas de las centrales térmicas para preservarlas como parte del legado histórico español. Una propuesta que ha sido respaldada por unanimidad y que se trasladará al Ministerio de Transición Ecológica, a través de la Secretaría General del Ministerio de Cultura y Deporte, que llega tarde para la provincia. Y es que el organismo dio luz verde a la iniciativa este sábado, 16 días después de la voladura de la torre de refrigeración de Velilla del Río Carrión.


Con esta propuesta, Castilla y León ha solicitado que desde el Consejo dePatrimonio se ofrezca apoyo y colaboración al Ejecutivo para que se tenga en cuenta que la desaparición de todas estas plantas «supondrá la pérdida de valiosos elementos que forman parte del patrimonio cultural español y que son testimonio vivo de la forma de vida de numerosas zonas de la península». 


En este sentido, Bueno señaló que «el patrimonio industrial y minero es, sin duda, una de las riquezas del patrimonio cultural español y sería una gran pérdida para nuestro acervo común el no contar con ningún ejemplo de las instalaciones que han modelado amplias comarcas de nuestro país desde el punto de vista cultural, social, económico y territorial».


Por lo tanto, Castilla y León considera urgente actuar para conservar algún resto de estas fábricas, algún elemento simbólico de la historia de la producción de energía. Bueno manifestó que el plan nacional de patrimonio industrial puede ser el marco adecuado para realizar un análisis técnico de estas instalaciones y seleccionar los ejemplos más representativos del país. Será necesario, además, elaborar una adecuada y completa documentación de todas las centrales existentes, que permita transmitir a las siguientes generaciones una memoria de lo que hubo, y así no perder por completo este valioso patrimonio cultural.


Todo esto ha propiciado esta solicitud de la Junta al Gobierno de España para la paralización del desmantelamiento para que, en el marco de una colaboración interadministrativa y público-privada, se pueda seleccionar y conservar alguna de estas centrales al completo de forma que, en un futuro próximo, pueda convertirse en un elemento de atracción.