scorecardresearch

Le piden 2 años por una agresión sexual en un aparcamiento

Alberto Abascal
-

El fiscal apunta que el 23 de mayo de 2018 se abalanzó sobre la víctima y le tocó los pechos y los glúteos en el parking del hospital San Telmo · Detenido por un delito de violencia de género, abusos y revelación de secretos sobre una discapacitada

Imagen de archivo de las inmediaciones del hospital San Telmo.

El Ministerio Fiscal ha solicitado provisionalmente una pena de dos años de prisión para un hombre como presunto autor de un delito de agresión sexual a una mujer en las inmediaciones del aparcamiento del hospital San Telmo, muy cerca de la Escuela de Enfermería, según informaron a Diario Palentino la Fiscalía Provincial.

Los hechos, que se verán en una vista preliminar el próximo 25 de noviembre en el Juzgado de lo Penal, ocurrieron el 23 de mayo de 2018 cuando el procesado se abalanzó sobre la víctima y le tocó los glúteos y los pechos. El Ministerio Fiscal, que ha calificado los mismos como agresión sexual, solicita una indemnización para la víctima de 1.000 euros y para el encausado la prohibición de acercamiento a la misma.

 Por otro lado, el fiscal ha solicitado para un hombre un año y tres meses de prisión como presunto autor de un delito de acoso a su propio hermano, con el que estaba enemistado, entre enero y febrero  de 2020 a través del teléfono móvil. La víctima llegó a recibir hasta 248 llamadas en dicho período de tiempo, lo que le provocó un permanente estado de ansiedad y nerviosismo. Estos hechos también se verán en el Juzgado de lo Penal.

ABUSOS Y VIOLENCIA DE GÉNERO. Por lo demás, agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre, de 38 años, como supuesto autor de un delito de violencia de género, abuso sexual y revelación de secretos cometidos sobre una persona en situación de discapacidad. La relación entre autor y víctima comenzó en el año 2014, continuando de manera esporádica en varios períodos en los años sucesivos, llegando incluso a la convivencia como pareja estable, según fuentes policiales. El autor, conociendo la discapacidad de la víctima, así como su adicción a ciertas sustancias estupefacientes, la obligaba a mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad.

En dicha convivencia, la víctima había sufrido varios episodios de violencia tanto física como psíquica, siendo habitual un trato degradante del autor, refiriéndose de manera habitual con términos despectivos y otros descalificativos, por su condición de persona en situación de discapacidad.