scorecardresearch

Rechazan construir un parking en el Palacio Episcopal

Carlos H. Sanz
-

Un estudio de la Diócesis cifra en dos millones de euros la obra que propone el Ayuntamiento para reurbanizar la plaza de Juan XXIII y culminar la reforma de Mayor Antigua

El Palacio Episcopal y, a su izquierda, el solar propuesto por el Ayuntamiento para albergar el aparcamiento. - Foto: JUAN MELLADO

Una de las líneas de acción que marca el Plan Especial de Reforma Interior para la rehabilitación y renovación urbana con el objetivo de lograr una «transformación integral» de buena parte del barrio de San Pablo es la mejora de la calle Mayor Antigua, sobre la que propone «dotar de un carácter unitario y diferenciado mediante el tratamiento del plano del suelo, incluyendo pavimentos y mobiliario urbano».  

En ello lleva el Ayuntamiento desde 2020, tiempo en el que ha completado la reurbanización del primer tramo de la calle, el comprendido entre Los Pastores y la plaza de Juan XXIII; tiene lista la siguiente actuación, que se centrará en zona entre la calle Doctrinos y la plaza de Pío XII; y ha comenzado a trabajar en el proyecto de la renovación de la vía entre la catedral y la iglesia de San Miguel.

Así, la única parte de la céntrica vía que quedaría por reurbanizar sería la de la plaza de Juan XXIII y sus entornos, un proyecto que estaba agendado en 2021 pero que el equipo de Gobierno de PP y Cs decidió aparcar porque conllevaría la supresión de un elevado número de aparcamientos en la zona.

La solución que buscó el Ayuntamiento, expresada por el concejal responsable de los Fondos Europeos, Alfonso Polanco, fue que  en el Palacio Episcopal «se pueda desdoblar un aparcamiento, con dos o incluso tres alturas, de acceso público». De esta forma, los vecinos podrían alquilar o comprar una plaza en la que dejar sus vehículos.

«El Obispado está haciendo el estudio de viabilidad económica y un plan de explotación y cuando lo tengan, lo sacarán adelante. Hemos trabajado con ellos para plantearles  las facilidades que desde Urbanismo se darían de acceso y mejora», agregó el propio Polanco.

Pues bien, si el equipo de Gobierno de PP y Cs pretende renovar toda la calle Mayor Antigua antes de que termine el mandato lo va a tener complicado porque, según fuentes del Obispado consultadas por este periódico, ese estudio ya se ha realizado y la conclusión es que la construcción de este aparcamiento «no es asumible» por la Diócesis.

Esas mismas fuentes cifran en dos millones de euros el coste de ese proyecto, una carga económica que la Diócesis no está dispuesta a llevar a cabo por varios motivos. El principal, según esas mismas fuentes, es que hay inversiones más urgentes, como el arreglo del tejado del Palacio Episcopal o el traslado do de todas las oficinas y el archivo a las instalaciones del antiguo seminario mayor, donde está la Casa de la Iglesia, de forma que el inmueble quede exclusivamente como Museo Diocesano, un proyecto que quedó aparcado por la pandemia.  

Otro motivo esgrimido por estas fuentes de la Diócesis es que no sería fácil explicar a la comunidad religiosa una operación de tal calado, que debería contar con el respaldo del propio obispo, Manuel Herrero, y de consejos como los de Asuntos Económicos y Jurídicos, Pastoral Diocesana o Presbiterial. 

Y en tercer lugar, porque, según estas fuentes consultadas, este aparcamiento no albergaría las plazas de aparcamiento suficientes como para solucionar el problema que crearía la reurbanización de la plaza de Juan XXIII y sus entornos. 

Descartada una inversión con fondos propios, la única opción viable sería negociar una empresa la cesión de los terrenos para la construcción del aparcamiento a cambio de su gestión durante un largo plazo de tiempo. No obstante, estas fuentes consultadas por DP también recuerdan que el Palacio Episcopal está declarado bien de interés cultural (BIC) y, por lo tanto, protegido por Patrimonio, de ahí que la construcción que se proyectase en esos terrenos no debería dañar el inmueble. 

nuevo proyecto. Mientras resuelve este problema, el equipo de Gobierno de PP y Cs trabaja en la redacción de un nuevo proyecto para el tramo comprendido entre los entornos de la catedral y la iglesia de San Miguel. El plan de contratación del servicio de Obras e Infraestructuras recoge una inversión de 388.354 euros (más IVA) con un plazo de ejecución de cinco meses. Se financiará con fotos de la Estrategia para el Desarrollo Urbano Sostenible Integrado. 

La reforma se centrará, a falta de conocer los detalles, en los mismos ejes: poner al mismo nivel aceras y calzada apostando por pavimentos descontaminantes, calmado del tráfico y de la presencia de vehículos y plantación de árboles.

Mientras se redacta el proyecto, el Ayuntamiento ha avanzado esta semana en la contratación de la segunda fase, la del tramo comprendido entre Doctrinos y Pío XII, que supondrá un desembolso de 473.000 euros IVA incluido y un plazo de ejecución de cinco meses. La inversión se financia con una subvención de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Tal y como publicó este periódico, el Ayuntamiento demolerá calzadas y aceras para instalar un pavimento prefabricado de hormigón descontaminante, que ya fue utilizado en la reurbanización del primer tramo de la calle, hasta el cruce con Juan XXIII. Esto permitirá ensanchar las aceras pero tendrá un coste: unas 30 plazas de aparcamiento desaparecerán, de ahí que le Ayuntamiento se haya mostrado dispuesto a negociar tarifas especiales para los vecinos con el aparcamiento de Pío XII. 

 También se reurbanizará el tramo de la calle de Marqués de Albaida desde la avenida Castilla hasta el cruce con Mayor Antigua, donde se respetarán las aceras actuales, de reciente construcción y en buen estado. La calzada sí se reformará con idénticas características a las descritas para la calle Mayor Antigua e irá, al igual que en esta, a nivel de las aceras. 

Además, se aprovechará el desarrollo de las obras para sustituir el tramo de la red de abastecimiento que está en mal estado, ya que las tuberías son muy antiguas y están en mal estado de conservación.