scorecardresearch

Filipenses y Maristas, los más expuestos a la contaminación

Carlos H. Sanz
-

Ecologistas en Acción concluye tras analizar entornos de 14 centros que todos superan el límite de la OMS

Tanto el Blanca de Castilla como Maristas están cerca de vías con un gran volumen de tráfico. - Foto: SARA MUNIOSGUREN

Entre el 30 de enero y el 20 de febrero, Ecologistas en Acción ha llevado a cabo un informe sobre la calidad del aire en los entornos de 125 centros educativos repartidos por ocho ciudades de Castilla y León, 14 de ellos en la capital palentina. Su objetivo no era otro que dar a conocer la exposición a un contaminante atmosférico a la que se está sometida la población infantil y juvenil en los centros escolares,  donde pasan una parte importante de su vida.

En concreto, el contaminante elegido ha sido el dióxido de nitrogeno (NO2), directamente relacionado con la densidad del trafico motorizado urbano,  y el resultado ha sido que aunque «ninguno de los centros a estudio de la ciudad de Palencia ha superado la referencia del valor límite anual legal de NO2 (40 ?g/m3), dos de los catorce puntos de muestro (15%) están por encima de 30 ?g/m3, otros diez superan los 20 ?g/m3 y uno rebasa la actual guía anual de la OMS.

Antes de cerrar el foco sobre los resultados, conviene resaltar que la Organización Mundial de la Salud actualizó en 2021 sus guias de calidad del aire y fijó unos valores mas restrictivos para el NO2, debido a que numerosos estudios sugieren que los limites de exposición al este contaminante deben ser para períodos prolongados de 10 ?ªg/m3 (media anual) y para exposiciones de corta duración de 25 ?ªg/m3 (media diaria). Estos límites, advierte Ecologístas en Acción, están muy por debajo de los marcados en la ley: el Real Decreto 102/2011, de 28 de enero, relativo a la mejora de la calidad del aire, establece el máximo en 40 ?g/m3. 

Así pues, Ecologistas en Acción asegura que «destacan por su elevada exposición a la contaminación los colegios Blanca de Castilla y Maristas Castilla, con 33 y 32 ?g/m3, respectivamente». Valora que desde la entidad creen que pueden estar relacionados con el hecho de estar junto a «grandes ejes de tráfico urbano como son la calle de Eduardo Dato y la avenida de Valladolid, respectivamente».

«Asimismo, la mitad de los centros escolares muestreados han superado los 25 ?g/m3). Se trata del CEIP Jorge Manrique (29), La Salle (29), IES Trinidad Arroyo (28), Santo Ántel (28), Tello Téllez (25), Virgen de la Calle (24), Ramón Carande (24), Modesto Lafuente (23), Juan Mena (22), Pan y Guindas (22) y Sofía de Tartilán (21).

De esta forma, el centro educativo con una menor exposición a la contaminación ha sido el CEIP Marqués de Santillana, que se beneficia de estar en una zona residencial de baja densidad junto a la fábrica de armas. Las muestras confirman 16 ?g/m3, lo que significa que, no obstante, también supera la guía anual de la OMS.

«Se puede concluir que todos los centros educativos a estudio, salvo uno, están expuestos a concentraciones que doblan el nivel anual que la OMS considera perjudicial para la salud, y el 15% lo triplican. La mitad de los centros educativos muestreados supera la guía diaria de la OMS», concluye Ecologistas en Acción.