scorecardresearch

Valdecañas ya luce su mirador dedicado a Miguel Delibes

Jesús Hoyos
-

La localidad inauguró el Día del Libro un espacio en memoria del paso del escritor vallisoletano en 1996 durante el rodaje de la adaptación cinematográfica de su novela 'Las Ratas'

Valdecañas ya luce su mirador dedicado a Miguel Delibes

Valdecañas de Cerrato inauguró el sábado, Día del Libro y de Castilla y León, un mirador dedicado al escritor vallisoletano Miguel Delibes. La localidad acogió en 1996 el rodaje de Las ratas, película dirigida por Antonio Giménez-Rico que adaptó una de sus novelas. 

En el acto de inauguración estuvo presente un invitado de honor, Germán Delibes, hijo del escritor, que fue arropado pese a la lluvia por Donaciano Sardón, alcalde pedáneo de la localidad; la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén; el delegado de la Junta, José Antonio Rubio; representantes de la Fundación Miguel Delibes y otras autoridades.

El mirador, «un paraje precioso para ver el pueblo», como aseguró Sardón, está compuesto por una cartelería informativa que detalla la relación del escritor con el pueblo y, especialmente, por un original banco-libro que reproduce en su respaldo el póster de la película. El propio banco incluye las páginas de la novela que aluden a la escena rodada desde la localización, por lo que nada está dejado al azar en esta especial ubicación que «pretende convertirse en referente», subrayó el alcalde pedáneo.

Valdecañas ya luce su mirador dedicado a Miguel DelibesValdecañas ya luce su mirador dedicado a Miguel DelibesEn este espacio en plena naturaleza estuvo presente el escritor durante el rodaje del filme, cuya escena de la tormenta fue filmada en la localidad cerrateña. Su hijo Germán recordó con cariño a su padre, reconoció que la recreación es «muy buena» y aseguró que los paisajes del pueblo son los que mejor han interpretado la novela.

 La presidenta de la Diputación incidió en que con este acto se «refuerzan» los lazos del pueblo y, por tanto, de la provincia, con Delibes. «Un vínculo que él mismo forjó en vida», añadió. Armisén finalizó con una invitación para acudir «a disfrutar y a cuidar» el mirador y reconocer el valor y «el entusiasmo de un pueblo de larga historia, como Valdecañas, para conservar y mejorar su rico patrimonio cultural, histórico y natural».