scorecardresearch

El nuevo comisario velará por los colectivos vulnerables

Alberto Abascal
-

Honorio Pérez apuesta por el trabajo en equipo y mantiene que «sin seguridad, no hay libertad» · El índice delictivo en Palencia es de 27 por cada 1.000 habitantes cuando la media nacional es de 41,3

Honorio Pérez, en el momento de recibir el bastón de mando de la Comisaría. - Foto: JUAN MELLADO

El nuevo comisario jefe provincial de la Policía Nacional, Honorio Pérez, buscará prestar un «servicio público» centrado en los colectivos vulnerables y mantener los buenos índices de criminalidad de la capital, con el fin de garantizar a todos los ciudadanos sus derechos y libertades. Apostó por el trabajo en equipo para mejorar la respuesta policial, y aseguró que «sin seguridad, no hay libertad».

Durante su toma de posesión, ayer en la Subdelegación del Gobierno en presencia de la delegada de Gobierno, Virginia Barcones, Pérez afirmó que afronta esta nueva etapa como «un reto profesional que asume con una enorme ilusión y renovada dedicación, responsabilidad y lealtad».

Señaló que Palencia es una ciudad segura, con una tasa de criminalidad «muy por debajo de la media española», ya que ha contado con una «alta calidad en el servicio policial» gracias al trabajo de los predecesores, objetivo que buscará «mantener y acrecentar». Según los datos ofrecidos por la Delegación del Gobierno, en Palencia (capital y provincia) el índice de infracciones está situado en 27 por cada 1.000 habitantes cuando la media nacional es de 41,3. Asimismo, el índice de esclarecimientos de los delitos en Palencia se encuentra sobre el 41 por ciento, teniendo en cuenta que casi la mitad de las infracciones denunciadas tiene carácter cibernético.

«Confío y espero que la experiencia policial acumulada, y todo lo aprendido de mis superiores y compañeros de servicio durante los más de 40 años de servicio alumbren mi recorrido en esta nueva responsabilidad, y repercuta directamente en la mejora de la seguridad ciudadana en general», trasladó. Recalcó que los «mejores esfuerzos» como policías estarán orientados a «mejorar los tiempos de respuesta policial», al priorizar la protección de las víctimas de la violencia de género, doméstica o sexual, prestándolas una «atención inmediata, especializada, personalizada e integral, que evite su revictimización». 

A mayores, se incidirá en los niños, adolescentes, jóvenes y mayores, así como en aquellas personas que padezcan cualquier tipo de limitación de su capacidad, los desplazados desde Ucrania y otros colectivos desfavorecidos.

Solicitó «lealtad y colaboración» al personal de la Comisaría Provincial, con el fin de hacer «eficiente nuestro trabajo y crear así un entorno seguro para los ciudadanos de Palencia». Aclaró la necesidad de mantener y acrecentar la cooperación, colaboración y coordinación policial con la Guardia Civil, la Policía Local, otras fuerzas y cuerpos de seguridad, el sector de la seguridad privada, y los demás operadores de seguridad y Defensa. 

De igual forma, dejó claro que cumplirá las directrices e instrucciones de la Judicatura y Fiscalía, en las funciones de averiguación del delito y descubrimiento y aseguramiento del delincuente, pues la colaboración con jueces y fiscales «deviene en imprescindible para luchar con éxito, contra una delincuencia cada vez más tecnificada, especializada y global».

Por ello, puntualizó su atención en el terrorismo, en cualquiera de sus manifestaciones; la delincuencia organizada, la ciberdelincuencia, y los delitos cometidos a través de las tecnologías de la información y la comunicación, potenciando el Grupo de Investigación Tecnológica. También mencionó a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, laboral y todas las actividades ilícitas que giran en torno a esa «lacra social», denominada como «la nueva esclavitud del siglo XXI», agregó Honorio Pérez.

PROFESIONALIDAD. La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, por su parte, destacó la «capacidad y profesionalidad» del nuevo comisario jefe provincial de la Policía Nacional en Palencia. Mostró su «profunda confianza», dado que los resultados en cualquier trabajo «no son fruto de la casualidad, no son por accidente, son la consecuencia del esfuerzo y de la inteligencia», añadió.

De igual forma, incidió en la lucha contra la violencia de género y los delitos de odio, al considerarlos aspectos «absolutamente prioritarios». «No podemos hablar de seguridad, que es un rasgo esencial de la libertad, si se ataca a las personas por culpa de su género, de su raza, de su origen nacional o étnico, de su religión, de su edad, de su orientación sexual o por sufrir alguna discapacidad intelectual o física. Nadie puede sentirse verdaderamente libre si pesa sobre él cualquier tipo de amenaza».

 Por su parte, el jefe regional de Operaciones, Jesús del Amo Rodríguez, que sustituyó en el acto al jefe superior de Policía en Castilla y León, Juan José Campesino, aquejado de covid, aseguró que el comisario Honorio Pérez «es todo un ejemplo de superación profesional, pues ingresó en la Policía por la base y ha recorrido todos los empleos hasta llegar a la Escala Superior. Has demostrado que el sacrificio, unido al esfuerzo y a la fortaleza de ánimo, tiene su recompensa».