scorecardresearch

La magia de las emociones

C.Centeno
-

Miguel de Lucas presentó en el Casino su libro 'Hay un mago en ti' y ofreció una actuación en el Museo de Palencia con la verdad como base y el talento, la simpatía y la comunicación inteligente como vehículos de transmisión

La magia de las emociones

Es un ilusionista profesional, conocido por sus programas Un país mágico (La 2 de TVE) y Contigo Pan y Magia (La 7 de CyLTV), por sus dotes de presentador y entrevistador y por sus conferencias. Además es diplomado universitario en educación por la Universidad de Salamanca, con un máster en coaching e inteligencia emocional, y está inmerso en un doctorado. Por si no bastara, es simpático, directo, cercano y empático. Todo un experto en comunicación, que aplica las técnicas aprendidas a sus espectáculos de magia, pero también la magia a la vida cotidiana.

Y es que Miguel de Lucas tuvo que ir al psicólogo y al psiquiatra para afrontar, y superar, un grave problema de depresión y ansiedad, relacionado directamente con la marcha familiar a Barcelona cuando tenía 19 años y era feliz en su querido Venta de Baños. «Nadie está exento de pasarlo mal. Yo entonces no supe gestionar lo que me pasaba, lo oculté y cada día me sentía peor; me hicieron todo tipo de pruebas médicas hasta que detectaron que sufría una depresión y me puse en manos de profesionales. Este libro es el final de un camino terapéutico, que he querido compartir con la gente, para ayudar no con un truco de cartas, sino con el pensamiento mágico». 

Así lo explicó en el Casino, donde presentó su libro Hay un mago en ti, de la mano del director de Diario Palentino y La 8 Palencia, Carlos Martín Santoyo, y de la senadora popular y miembro de la comisión consultiva de la entidad, Carmen Fernández Caballero. Fue un acto casi tan mágico como el mensaje positivo de este libro experiencial y sorprendente y el de un mago de las emociones.

Carlos Martín Santoyo recordó la amplia formación intelectual de Miguel de Lucas y su aplicación al mundo de la magia y el ilusionismo, subrayó su capacidad para el espectáculo y la comunicación y enfatizó que es un «defensor acérrimo de la provincia de Palencia y del románico». Carmen Fernández, por su parte, lo definió como «uno de los grandes magos de este país y del mundo y un gran comunicador», además de «una persona mágica» y no ahorró en comentarios elogiosos para un libro «valiente, sorprendente, divertido y absolutamente recomendable».

truco o trato... Miguel de Lucas propuso desechar los pensamientos negativos y distorsionados, esos que nos llevan a preocuparnos anticipadamente, y sustituirlos por la asunción de que no existe la felicidad permanente, pero se pueden aplicar trucos al encarar las pequeñas cosas de la vida, «que son las que valen»; animó a visibilizar y aprender a gestionar las emociones -«nunca es tarde»- y a comunicar desde la empatía y la ilusión. 

Hubo algún truco, pero sobre todo el trato con el público de aprovechar las capacidades del mago que todos llevamos dentro.